Marvin Barquero.   28 enero
La soya es un grano básico en la fabricación de los concentrados para alimentar cerdos, gallinas, pollos y bovinos. Brasil, Estados Unidos y Argentina, están entre los principales producfores. Foto: Archivo

Un aumento en las cotizaciones internacionales del maíz y la soya, granos básicos en la elaboración de alimento para animales, amenaza los precios en Costa Rica de las carnes de pollo y cerdo, de los huevos y de la leche.

Los valores de la soya, por ejemplo, pasaron de $10,60 por bushel (27 kilos para este grano), el 1.° de noviembre del año pasado, a $12,62 por esa unidad el 28 de enero. El aumento fue de un 28% en ese periodo.

Mientras tanto, el maíz subió un 34,8% en el mismo lapso. El valor del bushel pasó de $3,97 el 2 de noviembre del año pasado a $5,36 el 28 de enero.

Ver Más

En Costa Rica, el valor de la carne de cerdo se incrementó entre agosto y diciembre del año pasado, mientras los productores de leche afirmaron que deberán negociar un ajuste con los industriales.

Los avicultores, por su parte, afrontan una sobreproducción, lo cual impide elevar los precios finales al consumidor.

Luis Mesalles, vicepresidente de la Cámara Nacional de Avicultores (Canavi), explicó que a los precios de la bolsa se les debe agregar, primero, el transporte a Nueva Orleans, puerto desde el cual salen las materias primas hacia Costa Rica, y luego el transporte marítimo.

Tanto el transporte interno en Estados Unidos como el marítimo han sufrido ajustes al alza, por lo que, al final, el valor de la soya y el maíz, puestos en el puerto de Caldera, al combinar los dos factores, ha subido entre un 40% y un 50% desde agosto de año pasado a la fecha, explicó Mesalles.

Rómulo Chaves, presidente de la Cámara Nacional de Porcicultores, indicó que los aumentos en las cotizaciones del maíz y la soya se comenzaron a percibir en agosto del año pasado, pero señaló que la escalada más fuerte se inició en noviembre.

“Esto nos ha golpeado muy fuerte; pero como es algo a escala mundial, poco se puede hacer en Costa Rica. Lo que queda es aumentar la productividad y ajustar los costos”. advirtió el dirigente de los porcicultores.

Según Chaves, el aumento de las materias primas para alimentación representó un aumento del 15% en los costos de producción del cerdo, desde noviembre a la fecha.

Ver Más

En una granja porcina, la alimentación de los animales representa cerca del 72% del total de costos de producción, manifestó Chaves.

En el caso de los avicultores, la alimentación de aves ponedoras significa entre el 50% y el 60% del total de gastos de una granja, detalló Mesalles.

Daniel Cantillo, presidente de la Cámara Nacional de Productores de Leche, estimó que, según el proveedor de concentrado para alimento animal, el precio en Costa Rica se ha elevado entre un 5% y un 15% de noviembre a la fecha.

En una lechería, el componente de alimentación significa alrededor del 35% de los costos totales. Al usar pastos y forrajes, el concentrado representa como un 70% de ese 35% de costos, explicó.

Los productores en Costa Rica estiman que hay suficiente oferta mundial de maíz y soya, pero lo que está afectando es una inusual demanda de China, que está recuperando fuertemente su producción pecuaria.

Precios en Costa Rica

Los porcicultores consideran que aumentar el precio de la carne de cerdo en el país es complicado, pero aún así el valor del kilo para el productor en las plantas subió alededor del 15%, a partir de agosto y hasta este enero.

Datos obtenidos de los monitoreos del Consejo Nacional de Producción (CNP) en las carnicerías, indican aumentos de los precios promedio mensuales de los cortes de cerdo, entre agosto y diciembre del año pasado.

Por ejemplo, la chuleta económica valía un promedio mensual de ¢2.816 el kilo en agosto y subió a ¢3.077 en diciembre. Mientras, la posta se incrementó de $2.605 a $2.984 el kilo al comparar esos mismos meses.

En tanto, la posta se cotizó a un precio promedio mensual de ¢2.605 en agosto del año pasado y en diciembre estaba a ¢2.984.

Aunque se debe recordar que el cerdo sube de precio en diciembre por efecto estacional, el año pasado los cortes aumentaron en todos los meses siguientes a agosto, de acuerdo con el monitoreos del CNP.

En el caso de los huevos, Mesalles señaló que se ha presentado una sobreproducción del alimento, por lo cual el avicultor no ha logrado trasladar el aumento en los costos al precio final.

Al contrario, dijo, se ha dado una baja del precio final al productor, causado por la oferta y la demanda y no por el aumento de los costos de alimentación.

El productor, aseguró Mesalles, está absorbiendo en este momento los costos.

El precio sugerido por el Consejo Nacional de Producción (CNP) para un kilo de huevos en las ferias del agricultor se mantuvo en ¢1.500 entre agosto y diciembre del año pasado.

El pasado 8 de enero, el precio bajó a ¢1.267 por kilo y para los dos ultimos (15 y 23 de enero) se sugirió una cotización de ¢1.300 por el kilo, lo cual comprueba la baja por la sobreoferta.

Cantillo anticipó que antes de terminar febrero los productores de leche tendrán que negociar un aumento del precio con las plantas industriales, aunque, aclaró, todavía no se ha hecho.

Un incremento en el precio de la materia prima para la industria implicaría un alza del valor final de los lácteos para el consumidor.