Patricia Leitón.   4 septiembre
Carlos Vargas, director general de Tributación, manifestó que hasta el momento, tanto el sistema de facturación electrónica como el facturador puestos a disposición de los contribuyentes, siguen operando regularmente. Fotos Melissa Fernández Silva

El Ministerio de Hacienda informó en un comunicado de que el fin de semana pasado recibió cerca de 2,6 millones de comprobantes electrónicos, luego de que entrara en vigencia la obligatoriedad para el uso de este tipo de facturación, por parte de los contribuyentes con cédula terminada en 1, 2 o 3.

Carlos Vargas, director general de Tributación, manifestó que hasta el momento, tanto el sistema de facturación electrónica como el facturador puestos a disposición de los contribuyentes, siguen operando regularmente.

El director aclaró que si bien el sábado hubo un retraso en la validación de la firma digital, ocasionado en el tránsito de la información por Internet y no en el sistema del Banco Central, como inicialmente se informó, el incidente fue solventado en horas de la tarde.

“Se presentó un retraso en la remisión de los documentos firmados, pero siempre dentro del lapso de tres horas definido por la Dirección General de Tributación en el artículo 9 de la Resolución DGT-48-2016. El sistema ha funcionado dentro de los parámetros previstos, mantenemos un monitoreo permanente para atender cualquier situación que se presente”, dijo Vargas.

Vargas añadió que con el objetivo de brindar el mejor servicio posible, Hacienda realiza mejoras en las labores de coordinación con los Empresa de Servicios Públicos de Heredia y con el Banco Central, que son las otras entidades que participan en este proceso.

“Como parte del trabajo conjunto, ayer, en horas de la mañana, las tres entidades estuvieron revisando algunas líneas para robustecer aún más la validación de firma; entre otros aspectos”, agregó.

“El sistema tiene la capacidad para soportar la cantidad de usuarios actuales, así como el crecimiento previsto en el volumen de transacciones. Está diseñado de tal manera que permita el crecimiento en su plataforma tecnológica, conforme las necesidades que demande la incorporación de nuevos contribuyentes”, aseguró Manuel Ramos, director de Tecnologías de Información y Comunicación de Hacienda.

Los contribuyentes que iniciaron esta obligación en setiembre se suman a los que integran los sectores salud, financiero-contable-administrativo, legal, ingeniería-arquitectura-informática, meteorólogos, químicos, geólogos, geógrafos, biólogos, profesores por cuenta propia y profesionales en tecnología de alimentos.

A ellos se suman, servicios de publicidad, servicios de bibliotecología, profesionales de salud ocupacional, en educación especial, servicios en consultoría de mantenimiento industrial y mecánico, asesoramiento técnico en construcciones y obras de ingeniería civil.

Las sanciones por no utilizar comprobantes autorizados se encuentran establecidas en el Código de Normas y Procedimientos Tributarios (CNPT).

De incumplir con el suministro de información, generación y entrega a la Administración Tributaria de los archivos XML derivados del uso de un sistema de emisión de comprobantes electrónicos, los responsables serán sancionados con un monto mínimo de ¢1.293.000 y a un máximo de ¢43.100.000 (según el artículo 83 del CNPT).