Patricia Leitón. 7 septiembre
Edificio donde se ubica la Dirección General de Tributación, en San José. Foto: Patricia Leitón.
Edificio donde se ubica la Dirección General de Tributación, en San José. Foto: Patricia Leitón.

Desde julio pasado, la Dirección General de Tributación (DGT) realiza un seguimiento a quienes vienen incluyendo en sus declaraciones montos importantes de ventas exentas del impuesto al valor agregado (IVA) y el general sobre ventas de periodos anteriores.

El plan se enfoca en los contribuyentes que incurren en estas prácticas sin ningún respaldo o hacen su reporte de forma errónea, en actividades económicas registradas con un gravamen del 100% del impuesto en los sistemas de la Administración Tributaria, lo que genera un pago menor.

Dentro de las medidas que está tomando la DGT está el envío de mensajes al buzón electrónico de ATV (Administración Tributaria Virtual) del contribuyente, mediante los cuales se reportan las inconsistencias encontradas y se insta a su corrección.

De forma simultánea, se están iniciando actuaciones de control personalizas (liquidaciones previas o definitivas) a contribuyentes que no han respondido al llamado de la DGT, informó este lunes 7 de setiembre el Ministerio de Hacienda, mediante un comunicado.

“Estamos asignando actuaciones de control personalizadas para aquellos casos en los que, a pesar de nuestra comunicación, los responsables no han corregido estos errores de manera voluntaria”, informó Carlos Vargas, director general de Tributación.

De confirmarse las diferencias de impuesto, estas personas tendrán que pagar esas diferencias con los intereses correspondientes, además de enfrentar una sanción que va desde 50% hasta 150% del monto de impuesto dejado de declarar, añadió el funcionario.

Durante el 2019, actuaciones de control personalizadas llevadas a cabo por Tributación ante comportamientos similares, permitieron gestionar una recuperación cercana a los ¢1.329 millones, de los cuales ¢881 millones fueron por impuesto, ¢330 millones por sanciones y ¢118 millones por intereses.