AFP . 23 febrero
Los temores por una eventual alza de precios en los próximos meses se multiplican desde hace semanas en los mercados, aunque son descartados por el gobierno, la FED y el FMI. Fotografía: AP
Los temores por una eventual alza de precios en los próximos meses se multiplican desde hace semanas en los mercados, aunque son descartados por el gobierno, la FED y el FMI. Fotografía: AP

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED, banco central) mantendrá sus bajas tasas de interés mientras la inflación no supere de forma duradera el 2% y la economía se acerque al pleno empleo, así lo afirmó, este martes 23 de febrero, el presidente del organismo, Jerome Powell.

Queda un "largo camino" antes de observar progresos significativos en el mercado del empleo, declaró ante senadores, y agregó que las vacunas contra el coronavirus deberían "acelerar" la reactivación económica y ofrecer "una luz de esperanza para volver a condiciones más normales este año".

En medio de la pandemia, la FED bajó sus tasas de interés de referencia a niveles mínimos de 0 a 0,25% en marzo del 2020, que no tiene intenciones de subir en el corto plazo.

También mantendrá sus compras de activos “al menos al nivel actual” hasta que se vean progresos sustanciales hacia los objetivos trazados por el organismo, destacó Powell.

“La pandemia también dejó una marca fuerte sobre la inflación”, comentó el titular de la FED.

Temor por posible alza de precios

Los temores por una eventual alza de precios en los próximos meses se multiplican desde hace semanas en los mercados, aunque son descartados por el gobierno, la FED y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Luego de fuertes bajas en la primavera (boreal de 2020), los precios al consumo subieron parcialmente el resto del año pero siguen débiles en varios sectores particularmente afectados por la pandemia, sostuvo Powell.

“A 12 meses, la inflación permanece por debajo de nuestro objetivo de 2%”, observó.

La economista jefa del FMI, Gita Gopinath, dijo recientemente que las previsiones del FMI apuntan a que, en el 2022, Estados Unidos tendrá una inflación de 2,25%.

El plan de ayudas por $1,9 billones presentado por el presidente Joe Biden, que el Congreso discute, despierta ciertos temores sobre un recalentamiento de la economía que podría empujar los precios hacia arriba por un incremento de la demanda.