Patricia Leitón.   21 marzo

Las personas o empresas que tienen propiedades, como casas, lotes, acciones, software o licencias y las venden enfrentarán un impuesto de 15%, según el nuevo capítulo incluido en la Ley de Impuesto sobre la Renta que contiene el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que se discute en la Asamblea Legislativa.

Dicho proyecto, que está en discusión en la Comisión de Reforma Fiscal, establece un tributo de 15% sobre las ganancias de capital, las cuales surgen cuando se compra una propiedad en un precio y se vende en otro mayor.

Por ejemplo, si una persona compró un lote en ¢10 millones y lo vendió años después en ¢15 millones, entonces tuvo una ganancia de capital de ¢5 millones, sobre la cual, con la nueva legislación, pagaría un tributo de 15% (¢750.000).

Este lunes, la Comisión de Reforma Fiscal acogió un nuevo texto sustitutivo sobre este proyecto. Esta información está basada en dicho texto, el cual todavía puede sufrir más cambios durante su revisión.

Ver más!

Según este texto, el tributo no aplica para personas que venden la casa donde viven, las herencias o las ganancias de la lotería.

El tributo no aplica para personas que venden la casa donde viven, las herencias o las ganancias de la lotería.

Carla Coghi, socia de impuestos de Deloitte, explicó que actualmente las únicas ganancias de capital que se gravan son las que son producto de venta de activos depreciables, como por ejemplo, mobiliario de equipo de oficina, edificaciones o vehículos de una empresa.

Además de las ventas que se realizan en forma habitual, por ejemplo, las empresas desarrolladoras que venden condominios o casas.

Esas ganancias se suman como un ingreso para la determinación del impuesto sobre la renta.

20/03/2018. Venta de casas en Llorente de Tibas. El tributo de 15% sobre las ganancias por la venta de una casa no aplica si se trata del inmueble donde vive el propietario. Imagen con fines ilustrativos. Foto Alonso Tenorio

"Con el proyecto lo que tendríamos es que para los activos que no son depreciables, indistintamente si se es habitual o no esa ganancia, siempre estaría gravada al 15%", explicó Coghi.

Por su parte, el abogado José María Oreamuno, socio de Facio y Cañas explicó que esta es una manifestación importante de capacidad económica que no estaba gravada. Por ejemplo, una persona que vendió una finca en Guanacaste para desarrollar un hotel de playa no tributa actualmente sobre la ganancia que obtuvo o una empresa que se ha desarrollado y vende sus acciones a otra firma.

¿Cuáles precios de compra y venta se consideran?

Para el cálculo de este nuevo tributo, en caso de que sea aprobado, el precio de compra y de venta del bien es muy importante porque es el que define el monto sobre el cual se paga el 15%.

Ver más!

Dichos precios se definen de forma diferente, según el tipo de propiedad que se esté tratando.

Por ejemplo, si es una persona que vende una casa extra que tiene, que no es su casa habitual, entonces tiene que separar el precio de la edificación y el precio del terreno.

El precio de edificación es el que está en el Registro Público, lo que se llama contablemente “valor en libros”.

El precio del terreno lo puede revaluar con el índice de precios al consumidor.

Si esta persona ha actualizado el valor de la vivienda cada cinco años ante la Municipalidad como lo establece la Ley del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, entonces se tomará como valor mínimo el último precio registrado y eso haría que su ganancia sea menor y por lo tanto pague menos del tributo.

O cada vez que se hipoteca la propiedad, entonces se actualiza el valor del bien en el Registro Público.

El impuesto sería entonces un incentivo para que las personas actualicen el valor de sus propiedades ante las municipalidades, para tributar menos en el futuro si las venden.

"El valor de venta -por su parte–, en el caso de inmuebles, no puede ser inferior al que se determine con la utilización de las Plataformas de Valores de Terrenos por Zonas Homogéneas y el Manual de Valores Base Unitarios por Tipología Constructiva elaborados por el Órgano de Normalización Técnica de la Dirección General de Tributación para la gestión del Impuesto sobre Bienes Inmuebles", explicó Deloitte en el documento La reforma fiscal del 2018: un repaso a los cambios en impuestos.

Además de este tributo, se mantiene el 1,5% del impuesto de traspaso sobre el valor de la venta.

Si es una acción que se transó por medio de la Bolsa Nacional de Valores entonces se consideran esos precios de compra y venta.

Si la acción no se cotiza en Bolsa, se establece un valor mínimo por medio de una fórmula contable.

Se consultó al Ministerio de Hacienda más detalle sobre el objetivo de este impuesto, así como una estimación de lo podría generar en recaudación, pero al cierre de edición de esta información, no se había tenido respuesta.