Producción de electricidad estatal fue la más cara en el 2013

La producción de energía del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) fue la más cara de la generada en el país en el 2013.

Según los datos de la empresa estatal, el costo promedio del megavatio (MWh) del ICE fue de $117,4 el año pasado.

Mientras tanto, el precio promedio de los cogeneradores locales fue de $71,02 por MWh adquirido por el ICE.

En el caso de los contratos por licitación con empresas privadas para construir, operar y transferir (BOT, por sus siglas en inglés), el costo fue de $88,91 por MWh.

“Es importante indicar que el costo ICE considera todas las tecnologías disponibles, incluyendo la térmica”, explicó Luis Pacheco, gerente de Electricidad de la compañía estatal.

Estructura. El Centro de Control de Energía del ICE es la unidad encargada de priorizar los recursos energéticos.

La cadena de generación se inicia con la producción geotérmica, luego la eólica, los cogeneradores privados y la generación hidroeléctrica, ya sea a filo de agua y de embalses.

“Si la demanda no se cubre con estos recursos, se produce electricidad con las plantas térmicas de búnker y diesel”, explicó Pacheco.

El último eslabón es la electricidad comprada en Centroamérica. En el 2013, el costo promedio de energía adquirida a empresas privadas del Istmo fue de $218,69 MWh y en total se compró más de 67.000 gigavatios, según los datos del ICE.

Juan Manuel Quesada, intendente de Energía de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, dijo que supervisan la compra de energía en Centroamérica.

“El ICE puede comprar solo cuando el precio en el mercado regional de oportunidad es inferior al costo marginal de la generación local”, dijo Quesada.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.