Finanzas

Precio internacional del petróleo baja debido a temores por menor demanda

El crudo venía aumentando paulatinamente desde noviembre del 2020 pero el riesgo de que la variante delta del coronavirus afecte el consumo cortó dicha tendencia

Los precios del petróleo terminaron la semana a la baja este viernes 13 de agosto por temores sobre la demanda de crudo ante el avance de la variante delta de coronavirus.

El informe del jueves de la Agencia Internacional de Energía (AIE) reforzó la inquietud.

Así, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en octubre cedió 1% a $70,59 en Londres, sobre el cierre del jueves.

Y en Nueva York, el barril de WTI para setiembre perdió 0,94% a $68,44.

“Estamos bajo la influencia de las noticias sobre la covid-19. Por ahora, son negativas y es lo que afecta las previsiones de demanda de crudo”, resumió James Williams de WTRG Economics.

“Por el momento no sabemos realmente qué impacto tendrá esto en el transporte, si las personas volverán al trabajo en persona o no”, destacó el analista, para quien si las noticias mejoran en materia sanitaria, el petróleo WTI subirá por encima de los $70.

“Los últimos datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), publicados el jueves, no ayudaron a mejorar el sentimiento del mercado”, destacaron Warren Patterson y Wenyu Yao, analistas de ING.

La AIE estima que el mercado podría volver a ser “excedentario” en crudo en 2022 si la OPEP+ (la Organización de Países Productores de Petróleo y sus aliados) continúa aumentando producción mediante la suspensión de recortes y si otros productores aumentan la extracción en respuesta a precios más altos del barril, según su informe mensual divulgado el jueves.

La AIE revisó a la baja sus previsiones de demanda mundial de petróleo para este año, por el avance de la pandemia en particular en Asia.

“El crecimiento de la demanda cambió de rumbo abruptamente en julio y la perspectiva para el resto de 2021 se registró a la baja debido a que se agravó la progresión de la pandemia”, explicó.

“Se espera que las nuevas restricciones relacionadas con la covid-19 impuestas en varios países que son grandes consumidores de petróleo, particularmente en Asia, reduzcan la movilidad y el uso de petróleo, en el segundo semestre”, predijo.

Algunas zonas de alto consumo se ven duramente afectadas por la propagación de la variante delta del virus, en particular en Asia.

En un informe publicado el jueves, la OPEP mantuvo, en cambio, sus previsiones para la demanda en 2021 y 2022.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.