Óscar Rodríguez. 28 diciembre, 2018
El precio del dólar en el mercado mayorista llegó al máximo de ¢628,85 el 6 de noviembre anterior. De cara al público, la referencia de venta en ventanilla alcanzó los ¢631,30 un día después. Foto: Albert Marín.

El valor del dólar cerró en ¢609,57 en la última jornada del mercado mayorista, durante este 2018.

El costo de la divisa termina el año con una apreciación del 7% en el Mercado de Monedas Extranjeras (Monex), comparado con el cierre del 2017, según datos del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Sin embargo, hubo periodos del año en los cuales la devaluación del colón alcanzó el 10%.

Este hecho ocurrió precisamente el 6 de noviembre, cuando la moneda extranjera alcanzó su máximo precio de ¢628,85 en el mercado mayorista.

La apreciación del dólar estuvo impulsada, en su mayoría, por una fuerte demanda de divisas por parte del sector público, en especial el Gobierno, para pagar intereses de la deuda y vencimientos de títulos.

El Banco Central debió vender de sus reservas $3.000 millones durante este año, mientras que en el 2017 fueron $1.884 millones.

“La razón principal (de la apreciación) fue la necesidad del Gobierno de obtener liquidez en dólares para pagar obligaciones, lo cual hizo que el tipo de cambio empezara a subir. Hacienda usualmente es un oferente de dólares, pero en el último semestre de este año fue, por el contrario, demandante de divisas”, resaltó William Porras, economista de Ecoanálisis.

Incluso el Banco Central atribuyó la subida del precio de la divisa al deterioro de las finanzas públicas.

“Los visto (con el dólar) refleja una incertidumbre de la situación fiscal, sobre el rumbo de las finanzas públicas y del proyecto de fortalecimiento de las finanzas públicas. Esto ha generado incertidumbre en el mercado y en el público, y una presión directa en el tipo de cambio”, explicó Rodrigo Cubero, presidente del ente emisor, el 31 de octubre pasado.

Cubero reconoció ese día que la mayoría de las divisas vendidas fueron al Gobierno.

En el caso del Monex, el Banco Central intervino en el mercado con la venta de $452 millones, durante el 2018, para satisfacer la demanda de un mercado mayorista “seco”, principalmente en la segunda mitad del año.

Comparado con el 2017, la inyección de liquidez fue menor, pues en ese año ascendió a $771 millones.

“El sector privado (en Monex) no tuvo tanta necesidad de dólares este año, incluso fue casi neutra. Es decir, lo que se compró se vendía”, comentó Porras.

En el 2019, el tipo de cambio también se verá influenciado por la necesidad de divisas del Gobierno.

Porras resaltó que si el Congreso autoriza al Ministerio de Hacienda a emitir deuda externa la presión sobre la divisa sería menor.

El Gobierno remitió, a finales de noviembre, un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa para la autorización de financiamiento internacional por $6.000 millones, por un periodo de seis años.

De cara al público, el precio de venta más alto durante el 2018 ocurrió el 7 de noviembre pasado, cuando ascendió a ¢631,30.

La divisa elevó su valor en pocos semanas, pues a mediados de agosto se ubicaba en los ¢570, su venta.