Óscar Rodríguez.   18 junio
Popular Pensiones reportó un saldo de ¢1,41 billones invertidos en Hacienda a abril pasado, es decir 55,8% del total de su portafolio. Foto: Melissa Fernández Silva.

Las dos principales operadoras de pensiones complementarias (OPC) de Costa Rica incrementaron la concentración de sus inversiones en el Gobierno, tras la autorización de elevar los límites en bonos estatales.

Se trata de Popular Pensiones y BN Vital, las cuales confirmaron que el aumento se fundamentó en la posibilidad de pasar del 50% hasta el 80% de sus colocaciones en sector público.

También, en la decisión del Ministerio de Hacienda de elevar el rendimiento de sus títulos, por las necesidades de financiamiento del déficit fiscal y, por la actualización, a valor de mercado, de los portafolios de inversión.

El peso de Popular Pensiones y BN Vital es muy relevante, pues ambas representan el 60% de los ¢3,42 billones invertidos en Hacienda por las seis operadoras complementarias, hasta abril pasado.

Vida Plena también incrementó su concentración en bonos del Ejecutibo, pero su influencia relativa es menor, muestran los datos de Superintendencia de Pensiones. (Supén).

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) modificó, en octubre del año pasado, el Reglamento de Gestión de Activos, el cual abrió la posibilidad a las operadoras de incrementar sus inversiones en títulos de Hacienda.

Con la decisión, el Consejo eliminó una orden previa, dada en octubre del 2014, de reducir la alta concentración de fondos invertidos en bonos públicos. En ese momento se había establecido bajar las colocaciones hechas en Gobierno y Banco Central, del 64% del dinero administrado al 50% para finales del 2019.

Ver más!
Argumentos del alza

Hasta abril pasado, las OPC administraban un saldo de ¢6,85 billones de más de 1,5 millones de trabajadores del de la Pensión Obligatoria Complementaria (ROP), el Fondo de Capitalización Laboral (FCL) y de fondos voluntarios de pensiones.

El 50% de esos recursos, es decir ¢3,42 billones, estaba colocado en bonos de Hacienda. Mientras, que en octubre del año pasado, la concentración era del 47%.

Por OPC, Popular Pensiones reportó un saldo de ¢1,41 billones invertidos en Hacienda, es decir el 55,8% del total de su cartera, según datos de Supén.

Seis meses antes, la entidad tenía el 48,5% de su cartera de inversiones en instrumentos financieros gubernamentales, es decir hubo un incremento de 7,3 puntos porcentuales (p.p.).

“La consideración más importante para esta decisión (aumento de concentración) corresponde a la disminución de riesgos ligados al financiamiento del Gobierno, que incluyen posibles recursos por préstamos y eurobonos, sumado a la poca oferta de papel en el mercado local y a la disminución del límite de inversión en mercados internacionales”, comentó Mauricio Ávila, gerente de Popular Pensiones.

Ávila reconoció que en la modificación de la estrategia de la operadora influyó la reforma hecha al Reglamento de Gestión de Activos.

Ver más!

En el caso de BN Vital, reportó un saldo de ¢603.596 millones invertidos en títulos de Hacienda hasta abril pasado, es decir el 43,1% del total de recursos administrados.

Un semestre antes, la entidad tenía una concentración del 38% de los recursos en Gobierno, muestra la información dada por la OPC a Supén.

Hermes Alvarado, gerente de la operadora, destacó que desde comienzo del año se esperaba un aumentos en los precios de los bonos de Hacienda, por lo cual era una opción para mejorar las rendimientos de los portafolios.

“La oferta de instrumentos es muy reducida en el país, por lo que las operadoras de pensiones, al no encontrar opciones, deben incrementar las posiciones en este emisor (Gobierno)”, destacó Alvarado.

El funcionario expresó que alguna parte del alza en la concentración puede ser por un efecto de valoración a precios de mercado de los instrumentos de Hacienda.

En Vida Plena, la concentración en Hacienda, en abril pasado, fue del 57,2% del total de recursos administrados. Esto significó un aumento de cuatro puntos porcentuales en seis meses, según el reporte de la Superintendencia.

Los que bajan

No todas las empresas elevaron la concentración de sus portafolios de inversión en Hacienda. BCR Pensiones, BAC Pensiones y la OPC de la Caja Costarricense de Seguro Social (OPC CCSS) redujeron la proporción.

El caso más relevante fue la operadora de la CCSS, que tuvo la mayor disminución porcentual. A abril pasado, el saldo invertido en bonos de Gobierno fue de ¢86.142 millones, es decir el 26,8% del total de recursos administrados.

Mientras que, en octubre del año pasado, la concentración era del 36%, es decir hubo una reducción de 9,2 p.p.

Héctor Maggi, gerente general de OPC CCSS, confirmó que ajustaron la estrategia de inversión, con el objetivo de disminuir los riesgos.

“La diversificación ha venido más por aumento de recursos administrados que por sustitución de activos, por lo que la diversificación ha venido dándose con los recursos frescos que ingresan”, explicó Maggi.

BCR Pensiones reportó el 46,9% de sus inversiones (¢489.192 millones) estaba colocada en títulos de Hacienda a abril pasado, frente al 48,7% seis meses previos. Esta operadora administraba un total ¢1,04 billones.

“La exposición en valores emitidos por el Ministerio de Hacienda en las carteras administradas se redujo dada una adecuada administración de riesgo, lo anterior para mitigar concentraciones importantes en un solo emisor”, dijo Mauricio Rojas, gerente de BCR Pensiones.

En el caso de BAC Pensiones, la concentración en Hacienda fue del 49,8% en abril, frente al 52,2% en octubre anterior, muestran los datos de Supén.

El portafolio total de la entidad ascendió a ¢798.919 millones.