Óscar Rodríguez. 6 abril
Las OPC tienen la prioridad de tramitar retiros del FCL mediante medios electrónicos, como medida preventiva contra el coronavirus. Foto: Óscar Rodríguez
Las OPC tienen la prioridad de tramitar retiros del FCL mediante medios electrónicos, como medida preventiva contra el coronavirus. Foto: Óscar Rodríguez

Las operadoras de pensiones complementarias (OPC) dependen de la Superintendencia de Pensiones (Supén) para comenzar a entregar el dinero del Fondo de Capitalización Laboral (FCL) a los trabajadores afectados por la crisis generada por el coronavirus.

La Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP) urgió, este lunes 6 de abril, a la entidad supervisora a dictar la normativa necesaria para iniciar los trámites de entrega del FCL a los asalariados que hayan sufrido suspensión temporal de su contrato de trabajo o reducción de su jornada laboral.

“La preocupación estriba en que cada día de atraso en las especificaciones de Supén para proceder con la entrega del FCL generará mayor presión social e incertidumbre de quienes demanden los recursos”, recalcó la Asociación en un comunicado de prensa.

La Nación consultó a Álvaro Ramos, jerarca de la Superintendencia, sobre la solicitud de ACOP. Al cierre de este artículo no hubo respuesta del funcionario.

Alberto Dent, presidente del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), confirmó que la Superintendencia envió a consulta a ACOP el acuerdo este mismo lunes.

La Asociación confirmó que las operadoras recibieron, la tarde de este lunes, el documento de la Supén de propuesta de cambio normativo y brinda un día hábil a las entidades para responder.

Los diputados aprobaron una reforma a la Ley de Protección al Trabajador, el pasado 3 de abril, que incluyó las dos nuevas formas para solicitar el retiro del ahorro individual.

Dicha modificación legal estableció que mediante un acuerdo la Superintendente de Pensiones establecerá las demás disposiciones que requieran las operadoras de pensiones para hacer efectivos estos pagos.

Precisamente, esa es la norma que ACOP argumenta se requiere para poder entregar el dinero a quien lo solicita.

La reforma se publicó en el Diario Oficial La Gaceta, el sábado 4 de abril, con lo cual el cambio legal ya empezó a regir formalmente.

La Asociación afirmó que, previo a la aprobación legislativa, advirtieron a Supén que para proceder a la entrega del FCL el requisito indispensable era la modificación de los reglamentos vigentes y que emita una normativa estableciendo con claridad cuáles son los procedimientos administrativos, legales y contables a seguir.

“Ofrecimos incluso nuestra colaboración y experiencia para hacerlo de manera conjunta, porque aún cuando todas las operadoras están en la absoluta disposición de acelerar los procedimientos, no pueden avanzar sin la nueva reglamentación”, manifestó Danilo Ugalde, director ejecutivo de ACOP.

La organización reiteró su disposición a colaborar con la entidad supervisora para agilizar el diseño de los mecanismos de retiro.

Además, de que debido a la crisis sanitaria, las solicitudes de retiro deben efectuarse por medios electrónicos.