Óscar Rodríguez. 11 noviembre
Aldesa confirmó que la resolución del Juzgado Concursal no está en firme y preparan la apelación. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN.
Aldesa confirmó que la resolución del Juzgado Concursal no está en firme y preparan la apelación. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN.

El Juzgado Concursal de San José rechazó, este 11 de noviembre, la solicitud intervención judicial presentado por Aldesa Corporación de Inversiones (ACI).

El fallo explica que la empresa no presentó libros contables, listas de activos y de pasivos de sociedades involucrados en el proceso judicial.

“Al no haberse cumplido a cabalidad con los requisitos solicitados por el artículo 713 del Código Procesal Civil (Ley 7130), no queda más remedio que rechazar de plano la solicitud de apertura del régimen de Administración y Reorganización con Intervención Judicial, realizada por las promoventes en fecha 12 de agosto de 2019”, se detalla en el fallo redactado por el juez Fabio Enrique Delgado, de la cual La Nación tiene copia.

Este mismo lunes Aldesa informó a sus inversionistas que el rechazo del Juzgado no es definitivo y preparan un recurso de revocatoria a la resolución.

La empresa argumentó que la información pedida por el juez es de sociedades no operativas y desinscritas, lo cual se detalló al juez.

“Algunos de los requerimientos sí fueron presentados, pero por alguna razón dicho ente no los ubicó dentro del expediente. En otros casos, se trata de documentos que no se habían prevenido por parte del Juzgado”, se explica en el comunicado firmado por Javier Chaves, presidente de ACI.

Entre las sociedades de las que no se entregó información, la resolución menciona a Grupo Bursátil Aldesa, Terramall S.A., Aldesa Sociedad Titularizadora, entre otras.

Guiza Pinchanski, vocera de un grupo de 120 inversionistas, confirmó que el Juzgado también notificó a los acreedores de la empresa.

“Es muy extraño de que a pesar de haber sido advertida, (Aldesa) no presentó toda la información que debía entregar, pues la información entregada es parcial”, argumentó la abogada.

Guiza cuestionó que no se presentaran los libros contables de una empresa como Infinito Versol S.A., propietaria de la tierra donde se construye el proyecto Terra Verbena.

Aldesa acudió a la vía judicial por problemas de liquidez para la conclusión de ocho proyectos inmobiliarios privados para los cuales obtuvo recursos por $200 millones de un grupo de 500 inversionistas.

La primera solicitud de intervención judicial se presentó el 8 de marzo anterior, pero el proceso nunca se abrió oficialmente porque la empresa no pudo notificar a todos sus acreedores. El segundo proceso se llevó al Juzgado Concursal el pasado 12 de agosto.

En ambos casos, la firma planteó a los acreedores la suspensión de pagos por tres años a una menor tasa de interés, mientras consigue finalizar los desarrollos y venderlos.