Finanzas

Hacienda suspende venta de bonos de próxima semana por “buenas condiciones” del flujo de caja

Jerarcas justificaron decisión por mayores ingresos fiscales y captaciones de últimos meses, pues ya acumulan ¢925.488 millones, es decir, el 66% de lo requerido para el segundo semestre.

El Ministerio de Hacienda informó al mercado bursátil costarricense que no efectuará la subasta de bonos de deuda interna, del próximo lunes 27 de setiembre, porque posee buenas condiciones de flujo de caja, es más, ya cuenta con 66% de las captaciones de recursos para el segundo semestre de este año.

“El Ministerio de Hacienda comunica al mercado financiero bursátil que no realizará la subasta de Bonos Estandarizados programada para el lunes 27 de setiembre de 2021, dado las buenas condiciones del flujo de caja del Gobierno asociado a los resultados obtenidos en los ingresos tributarios, cifras fiscales y en las subastas de valores de deuda interna”, informó Mauricio Arroyo, subtesorero Nacional, en un hecho relevante publicado este martes 21 de setiembre.

El ministro Elian Villegas también destacó que producto de la gestión de deuda y el comportamiento de las cifras fiscales, durante este año, se decidió no realizar la subasta de la próxima semana.

Hacienda ha tenido buenos resultados en las subastas de bonos títulos valores internos, durante este año, incluso en algunos momentos las ofertas de inversionistas superaron el monto de recursos a colocar.

Por ejemplo, en la subasta del lunes 20 de setiembre, la Tesorería captó ¢118.902 millones en bonos de títulos de deuda interna, con lo cual acumuló ¢925.488 millones, desde el pasado 1. ° de julio hasta esta semana. De esa manera, tiene pendiente la captación de casi ¢477.000 millones, es decir el 34% de la meta de ¢1,4 billones.

Arroyo agregó en el hecho relevante publicado que, en los próximos días, se dará a conocer el calendario de subastas correspondiente para los últimos cuatro meses de este año.

Del lado de los ingresos, estos aumentaron un 32,5% en los primeros ocho meses de este año, comparados con el mismo periodo del año anterior. La recaudación tributaria alcanzó los ¢3.484.668 millones, pero influye “el efecto base”, porque el año pasado con la pandemia los ingresos cayeron, así como el pago en marzo del 2021 del periodo fiscal especial de 15 meses.

Aunque las condiciones financieras mejoraron para el Gobierno aún espera la aprobación en el Congreso de varios préstamos con organismos multilaterales. Además de que el pago de intereses de la deuda alcanzó, entre enero y agosto anterior, la cifra de ¢1.348.335 millones, es decir el 3,53% de la producción, el más alto de los últimos 15 años.

Menor presión

El economista Vidal Villalobos comentó que la decisión de Hacienda de suspender la subasta de la próxima semana, se complementa con la decisión de no tomar todos los recursos de los inversionistas en la colocación de deuda.

“Demuestra que por ahora el Gobierno tiene una buena cobertura de las necesidades. Pero los inversionistas se quedan con el dinero, sin tener alternativas claras. Una opción es dejar el dinero en los bancos, que tienen alta liquidez. El resultado será una baja en las tasa de interés”, subrayó el analista.

Villalobos agregó que entre los inversionistas relevantes están las operadoras de pensiones complementarias y la Caja Costarricense de Seguro Social, que administra las inversiones del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Freddy Quesada, gerente de INS Valores, destacó que actualmente Hacienda no tiene presión para captar más ingresos dado los resultados de subastas y los mejores resultados fiscales.

“Al mercado le genera una idea de que la situación (fiscal) está mejorando, lo cual también se podría interpretar que no existirán presiones en tasas. Entonces Hacienda podrá gestionar su nivel de deuda, con niveles de tasas más controladas, tanto en colones como en dólares”, afirmó Quesada.

Precisamente, en la subasta de este lunes, la Tesorería consiguió reducir el rendimiento pagado a los inversionistas.

Por ejemplo, en un título de tasa fija, al 2025, se captó ¢80.544 millones a una rentabilidad de 3,36%, es decir una reducción de 64 puntos base, cuando se compara con una emisión con vencimiento al mismo año.

Para el bono al 2029, Hacienda colocó ¢38.358 millones y logró una baja de 12 puntos base desde la última asignación en mercado primario efectuada en la misma emisión, en agosto anterior.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.