Óscar Rodríguez. 1 marzo, 2016

El gasto social de Japdeva en la provincia de Limón lleva cinco años varado.

Entre el 2011 y el 2015, la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) destinó ¢4.000 millones, en términos reales, para promover el desarrollo socioeconómico en la región caribeña.

Así lo detallan los reportes financieros entregados por la entidad a la Contraloría General de la República (CGR), de los cuales tiene copia La Nación .

En el 2016, la entidad presupuestó ¢4.500 millones para la administración de desarrollo, de los que el 64% son las remuneraciones de los empleados.

infografia
El resto de los recursos son para el pago de servicios, compra de materiales e inversión, según el desglose del presupuesto de este año detallado por Japdeva a la Contraloría.

Por otra parte, la Corporación Bananera Nacional (Corbana) y el Instituto de Desarrollo Rural (Inder) financiarán una parte de la inversión en proyectos provinciales durante este año.

En específico, ambas instituciones transferirán ¢347 millones a Japdeva.

Parte del dinero se utilizará para el programa de mantenimiento y reparación de caminos vecinales, así como para fortalecer la actividad turística en los canales de Tortuguero, detalló la Junta en su presupuesto de este año.

Ann Mc Kinley, presidenta ejecutiva de Japdeva, aceptó que el gasto en remuneraciones limita las inversiones de la institución autónoma.

La Contraloría también advirtió, en los últimos años, de que la entidad destina cada vez menos recursos a la actividad portuaria y de desarrollo.