Patricia Leitón.   20 febrero
El presidente de la República, Carlos Alvarado, y una pequeña comitiva de gobierno realizaron una inspección de Viaducto de Circunvalación Norte el 14 de febrero pasado. En la foto: Jaime José López Alvarez realiza labores en una de las columnas que sostendrán la nueva carretera. Foto: Albert Marín.

Luego de estar deprimido en el 2018, el gasto de capital, que incluye la inversión que hace el Gobierno, directa o a través de transferencias, pegó un salto en enero del 2019 y alcanzó los ¢80.944 millones, un crecimiento muy alto respecto a enero del 2018 que fue de apenas ¢5.827 millones.

Así se desprende de los resultados de ingresos y gastos del Gobierno en el primer mes del año publicados este miércoles 20 de febrero por el Ministerio de Hacienda en su página web, donde el déficit financiero (exceso de gastos totales sobre ingresos totales) fue de ¢246.000 millones (0,7% de la producción) y el primario (se excluye el gasto por intereses sobre el cual el Gobierno tiene poco control) de ¢163.000 millones (0,4% de la producción).

“Los gastos de capital presentan un crecimiento de 1.289% sobre el gasto de enero 2018, explicado principalmente por el aumento en las transferencias de capital del sector público con recurso externo, para infraestructura y transporte”, explicó el Ministerio de Hacienda en un boletín.

El 21 de enero pasado el Ejecutivo anunció que el déficit financiero del Gobierno Central terminó el año en un 6% del producto interno bruto (PIB), menor al 7,2% de la producción esperado.

En diciembre del 2018 el gasto de capital cayó un 51% respecto a diciembre del 2017, por lo que se consultó a la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, en ese momento, si se había estrujado dicho gasto para mejorar el resultado fiscal.

"En el mes, pero lo importante es ver cómo se comportó el año, contra el presupuesto, lo que tenía como gasto autorizado en gastos de capital, lo que ejecuté es un 92,3%, lo que no ejecuté en términos de colones son ¢40.000 millones. El gasto de capital, históricamente, no se ejecuta el 100%”, respondió la ministra.

El gasto corriente (incluye remuneraciones, intereses y transferencias corrientes) aumentó en enero del 2019 un 6,3% respecto al mismo mes del año anterior.

Los ingresos, por su parte, tuvieron un crecimiento de 23% influido por el incremento de la recaudación del impuesto sobre la renta, que aumentó 83%.

En un comunicado, emitido la mañana de este jueves 21 de febrero, el Ministerio de Hacienda explicó que en el comportamiento del impuesto a los ingresos y utilidades tuvo particular influencia la amnistía tributaria, que se inició en diciembre del 2018 y finalizará el próximo 4 de marzo.

“Cabe resaltar también el comportamiento positivo de otros impuestos, como el general sobre las ventas y selectivo de consumo, los cuales mostraron variaciones superiores (8,34% y 4,65%, respectivamente), a las observadas en periodos anteriores”, señaló Hacienda en un comunicado.

“Aunque es muy temprano para determinar una tendencia, estamos viendo las primeras muestras de un mejor comportamiento de las finanzas públicas. Los efectos de la Ley 9.635 por el lado de los ingresos, más los esfuerzos para contener el gasto, son señales importantes para devolverle confianza al mercado sobre nuestro objetivo de darle sostenibilidad a las finanzas públicas”, dijo la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar.

Nota: esta información fue actualizada el jueves 21 de febrero a las 10:30 a. m. con la posición del Ministerio de Hacienda.