Óscar Rodríguez. 20 marzo
Jerome Powell, presidente de la FED, explicó que no elevarán sus tasas de interés por la desaceleración de la economía estadounidense. Tal decisión favorece en Costa Rica a los deudores en dólares, sobre todo, y al Gobierno en su posibilidad de colocar eurobonos. Foto: AFP.
Jerome Powell, presidente de la FED, explicó que no elevarán sus tasas de interés por la desaceleración de la economía estadounidense. Tal decisión favorece en Costa Rica a los deudores en dólares, sobre todo, y al Gobierno en su posibilidad de colocar eurobonos. Foto: AFP.

Las personas y empresas endeudadas en dólares en Costa Rica, principalmente aquellas cuyos créditos usan de referencia las tasas de interés estadounidenses, tendrían un escenario más favorable este año y hasta el 2021.

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) anunció, este lunes 20 de marzo, que no prevé efectuar un alza en sus tipos este año, realizará uno solo en el 2020, y ninguno en el 2021.

La decisión de mantener las tasas entre 2,25% y 2,50% en el 2019 se fundamentó en la desaceleración que sufre la economía estadounidense desde el último trimestre del año pasado.

Este acuerdo tendrá repercusión en Costa Rica, pues hay entidades financieras que prestan en dólares y usan como referencia la tasa estadounidense Prime Rate, que se guía precisamente con la evolución de los intereses de la FED.

William Porras, economista de Ecoanálisis, explicó que, al mantenerse estables las tasas estadounidenses, se dará un beneficio en el país durante los próximos meses.

"Desde el punto de vista empresarial o de una hipoteca significa que no aumentará la tasa sobre el dinero prestado. Es muy positivo", resaltó Porras, al referirse solo al efecto de los intereses.

Quienes tengan créditos en moneda extranjera, pero sus ingresos sean en colones, deben tener en cuenta la evolución del tipo de cambio.

El Gobierno también se verían beneficiado con decisión de la Reserva Federal, pues la estabilidad en las tasas abre la posibilidad de captar dólares en condiciones favorables.

Freddy Quesada, gerente de INS Valores, enfatizó que la coyuntura brinda un escenario idóneo ante una posible colocación de bonos de deuda en el mercado internacional o eurobonos.

“Los inversionistas internacionales empiezan a reconocer una oportunidad de negocio dada la tasa que se paga en Costa Rica, frente a la referencia internacional”, sostuvo Quesada.

Por su parte, Porras prevé que se mantenga estable el costo del financiamiento de Gobierno, y se abre una ventana de oportunidad para emitir los eurobonos, en caso de recibir la autorización del Congreso.

“La lectura de las condiciones internacionales para Costa Rica y cualquier otro país latinoamericano es de emita eurobonos y hágalo ya”, resaltó el economista.

El Ministerio de Hacienda indicó en enero pasado, durante un taller para presentar el proyecto de eurobonos, que la ausencia de este plan de financiamieno elevaría la presión sobre las tasas de interés internas en general, porque el mercado local resulta limitado para las necesidades de financiamiento del Gobierno.