Por: Patricia Leitón.   20 marzo

El déficit del Gobierno Central avanza en los primeros dos meses del año a un ritmo igual al del 2018.

Dunia Zamora, fiscal del Colegio de Contadores Públicos, explicó sobre la factura electrónica. El Gobierno espera que esta obligación ayude a mejorar los ingresos por impuestos. Cortesía del Colegio de Contadores Públicos.
Dunia Zamora, fiscal del Colegio de Contadores Públicos, explicó sobre la factura electrónica. El Gobierno espera que esta obligación ayude a mejorar los ingresos por impuestos. Cortesía del Colegio de Contadores Públicos.

En los dos primeros meses del año el déficit (exceso de gastos totales sobre los ingresos totales, los cuales provienen principalmente de la recaudación de impuestos) alcanzó casi ¢348.000 millones, lo cual representa un 1% de la producción, igual resultado al del primer bimestre del 2017.

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Hacienda informó de que los ingresos tributarios aumentaron en el primer bimestre un 4,5% respecto al mismo periodo del año anterior, entre ellos destaca el comportamiento del impuesto a las sociedades anónimas, que pasó de ¢905 millones a ¢16.912 millones, de febrero 2017 al mismo mes de 2018. Este impuesto fue derogado luego se haber sido declarado inconstitucional, pero fue reestablecido mediante la ley número 9428, aprobada en setiembre 2017.

Además, aumentaron los impuestos de ingresos y utilidades (un 5,6%), y el impuesto general sobre las ventas (2,4%) en el mismo periodo.

“La variación de los impuestos a los ingresos y utilidades obedece, sobre todo, al comportamiento del impuesto al salario, jubilaciones y pensiones, así como al impuesto a las utilidades de las personas jurídicas”, explicó Hacienda.

Gastos corrientes suben

El gasto, por su parte, aumentó 2,8%. Los gastos sin intereses casi no crecieron, pero las erogaciones corrientes aumentaron 7,8%. Los rubros que explican, en mayor medida, la variación en los gastos corrientes son el pago de intereses (37%), producto del aumento en la deuda como resultado de problemas estructurales, remuneraciones (7,7%) y transferencias 3,4%.

“Uno de los compromisos de transparencia del Ministerio de Hacienda con la ciudadanía y con los organismos internacionales es hacer públicas las cifras de ingresos y gasto del gobierno central cada mes. Si bien, para definir una tendencia en el 2018 debemos esperar al menos un cuatrimestre, siempre es importante que quien así lo desee tenga acceso a esta información”, externó Helio Fallas, primer vicepresidente y ministro de Hacienda.

Destacó que una variable que no se puede desconocer en estas cifras mensuales es el aumento en intereses de la deuda que, por su comportamiento, genera un impacto sobre las finanzas públicas, las cuales, valga reiterar, requieren de ingresos frescos que permitan bajar el porcentaje de déficit fiscal.

“Con la implementación de la factura electrónica se espera mejorar los ingresos durante el 2018”, sostuvo Fallas.