Finanzas

Colones ganan terreno en préstamos para compra de vehículos

El 30% del crédito bancario para adquirir carro fue en moneda nacional el año pasado, frente al 9% en el 2013. Reglas más rigurosas y percepción del riesgo reducen demanda de operaciones en dólares

Los préstamos en colones ganaron peso, en los últimos cinco años, como moneda usada en las operaciones de compra de vehículos en los bancos.

El año pasado, el 30% del saldo de crédito para adquirir un automóvil fue en colones, mientras que, en el 2013, representaba el 9,5%.

Así se detalla en la información crediticia del Sistema Bancario Nacional brindada a La Nación por parte de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Los préstamos en moneda local comenzaron a ganar terreno y en dólares a reducirse a partir del 2013, cuando la Sugef inició un proceso para endurecer las reglas para prestar a no generadoras (personas que no ganan en dólares).

Los préstamos para compra de carro o motocicletas cerraron el 2017 con un saldo acumulado de ¢744.216 millones y representaron el 5% del total del crédito otorgado por la banca costarricense, según la Superintendencia.

Del crédito colocado en vehículos, los bancos privados otorgaron el 66%, mientras que la banca pública el 34% restante.

En promedio cada crédito para compra de vehículo fue de ¢8,5 millones.

La relevancia de los colones para compra de vehículos es impulsada por la banca pública, donde fue el 74,3% del saldo el año pasado.

Sin embargo, en el 2013 representaba el 35,4% del saldo de la cartera para compra de carro del Banco Nacional (BN), el Popular y el Banco de Costa Rica (BCR), muestran los datos de la Superintendencia.

"El crédito para vehículos se ha comportado de modo muy positivo para el Banco Nacional en los últimos años. Eso nos llevó a diseñar un producto de crédito en colones muy atractivo, y con tasas que se equipararon con las de dólares", explicó Bernardo Alfaro, subgerente de Crédito y Finanzas del Banco Nacional.

Alfaro agregó que hay una mayor cercanía de los niveles de tasas de interés entre colones y dólares, lo cual hace atractivo las operaciones en moneda nacional.

En el caso de las entidades privadas, el crédito en dólares para compra de carros se mantiene como la moneda predominante, pues fue el 93,6% de la cartera en 2017.

Pero los préstamos en colones pasaron de representar el 0,8% (¢2.140 millones) del saldo de la cartera de vehículos, en el 2013, al 6,4% el año pasado y un monto de de ¢31.334 millones, según datos de la Sugef.

Por otra parte, el sistema bancario finalizó el año pasado con un saldo total de 86.890 operaciones de crédito para compra de vehículos.

El 30%, es decir 25.875, fueron préstamos en colones. El restante 70% operaciones fue en dólares.

Pese al predominio de los préstamos en moneda extranjera, estas operaciones cayeron 1% en el último año, cuando fueron 61.015 frente a las 61.505 del 2016, muestra el detalla de los datos entregados por la Superintendencia.

Mientras que en colones reportaron un incremento del 40%, en el 2017, comparado con el año previo.

El desestímulo a las colocaciones de nuevos créditos en dólares y la subida de los colones se inició en el 2013.

A partir de ese año, la Superintendencia comenzó la publicación de nuevas normativas que endurecieron prestar en moneda extranjera a quienes ganan en colones.

Por ejemplo, se implementó la obligatoriedad de realizar pruebas de estrés a los clientes por variaciones del tipo de cambio y tasas de interés.

Bernardo Alfaro, subgerente de Crédito y Finanzas del Banco Nacional, recalcó que también influyó la orden de elevar la estimación normativa para los créditos en dólares a no generadores.

La Nación consultó a Rocío Aguilar, jerarca de la Sugef, si los reglamentos sobre crédito a no generadores, publicados en los últimos cinco años, tuvieron un efecto en la colocación de crédito. Sin embargo, la funcionaria no respondió las consultas.

Para Renán Murillo, subgerente de Banca Personal del Banco de Costa Rica, los clientes tienen ahora una mayor percepción del riesgo al asumir deudas en dólares.

"Lo ideal es que las carteras de vehículos estén 'colonizadas', si la gran mayoría de la población gana en colones, sus pasivos deberían ser en esta moneda", enfatizó el banquero.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.