Por: Óscar Rodríguez 5 septiembre, 2014

César Arias, analista de deuda soberana para Latinoamérica de Fitch Ratings.
César Arias, analista de deuda soberana para Latinoamérica de Fitch Ratings.

¿Qué opinan de las decisiones del nuevo Gobierno en materia fiscal y de presupuesto?

El primer presupuesto del Gobierno de Luis Guillermo Solís incrementa las presiones fiscales, el peso de la deuda pública y acelera el déficit fiscal a un 6,7% del producto interno bruto (PIB) en el 2015 . Además, se pospuso la introducción de medidas de recaudación de impuestos hasta el año 2016 y 2017.

”Hay una presión a la baja en la nota de riesgo de Costa Rica, que en el momento es BB+, o en la perspectiva de esa calificación –que es estable–, por la ausencia de políticas para resolver el déficit fiscal alto y el (crecimiento) de la deuda pública”.

¿Prevén hacer cambios en la calificación del país?

Revisamos la calificación en enero del 2014, pero creemos que hay dos aspectos que complican aún más la toma de medidas fiscales. Uno es que el país tendrá un menor crecimiento.

”La composición del Congreso quedó bastante dividida. Eso dificulta mucho formar consensos que puedan resolver el problema fiscal”.

¿Fue una mala señal el alza en el presupuesto del 2015?

Sí, sin duda alguna creemos que el primer presupuesto de una Administración es una señal de política fiscal importante, porque marca la pauta de hacia adónde se va a dirigir. Con la información que tenemos en este momento, es un presupuesto que aumenta el déficit fiscal. El problema es que tendrá un efecto de deterioro en el endeudamiento porque la mitad del déficit se financia con deuda.