Patricia Leitón.   9 septiembre
Construcción del edificio del Instituto de Investigaciones Farmacéuticas en la Universidad de Costa Rica, en San Pedro de Montes de Oca. Las universidades estatales construyeron 54 edificaciones con el crédito del Banco Mundial y ahora tendrán la oportunidad de continuar con más obras o compra de equipo. Foto: Alonso Tenorio.

Un cambio en la forma de registrar las transferencias explica el 80% del incremento de ¢88.000 millones (16% más) que se registra en el gasto de capital para el 2020 dentro del proyecto de Ley de Presupuesto Ordinario de la República, que presentó, el jueves 29 de agosto, el Ministerio de Hacienda.

En dicho plan, el gasto de capital pasa de ¢552.000 millones, en el plan del 2019, a ¢640.000 millones en el del 2020, un incremento total cercano a los ¢88.000 millones; no obstante, de ese monto ¢70.000 millones son la transferencia a las universidades estatales para inversión.

Según explicó la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, para el 2020 hubo un cambio y la transferencia que todos los años le hace el Gobierno a las universidades se dividió en gasto corriente y gasto de capital, y en este último quedaron ¢70.000 millones como una transferencia de capital.

Estar transferencia de capital no estaba registrada antes en esa partida, aunque históricamente las universidades han gastado un monto similar en inversión.

El gasto de capital incluye la formación de capital (por ejemplo, edificaciones y vías de comunicación); adquisición de activos (por ejemplo, maquinaria, equipo y terrenos) y transferencias de capital, que son giros que realiza el Gobierno a otras entidades para que realicen obras o compren equipos.

Dicho gasto es importante pues ayuda a mejorar la calidad de vida de los habitantes; por ejemplo con la construcción de escuelas o centros de salud y a mejorar la situación de las empresas que pueden bajar costos, por ejemplo, cuando se mejoran los caminos, lo cual ayuda también al empleo y la reactivación económica.

Se consultó al Consejo Nacional de Rectores (Conare) y a las universidades estatales en qué obras invertirán los recursos, pero todavía están en análisis. Ellas presentarán su presupuesto el 30 de setiembre ante la Contraloría General de la República.

“Debido a que las universidades estatales se encuentran aún en la elaboración de sus presupuestos, en este momento no se tiene disponible la información”, explicó Conare, por medio de su oficina de comunicación.

El rector del Instituto Tecnológico de Costa Rica, Luis Paulino Méndez, comunicó, por medio de la oficina de prensa, que la situación de la distribución del presupuesto para el 2020 les ha tomado por sorpresa y se están haciendo los análisis pertinentes.

La Universidad de Costa Rica, por medio de la oficina de prensa, informó de que en este momento no se cuenta con un detalle definitivo de obras de infraestructura, por cuanto no se ha terminado de elaborar el presupuesto.

"Ahora bien, además de inversión en infraestructura, la partida presupuestaria incluye inversión en equipamiento y, por norma institucional, la Universidad de Costa Rica destina de su presupuesto total, el equivalente al 4% en el programa de renovación de equipo científico y tecnológico. Además la institución cuenta con un plan de inversiones en infraestructura al que se le asigna anualmente presupuesto”, añadió este centro de estudios superiores.

Las universidades han realizado importantes inversiones en los últimos años con el crédito del Banco Mundial, firmado en noviembre del 2012, por $200 millones, para la edificación de 54 nuevas obras y con el cual han logrado mejorar también el aprendizaje para ejecutar los recursos.

Algunas obras de este crédito que destacan son: el nuevo edificio para ingenierías en electrónica, computadores y mecatrónica del Instituto Tecnológico de Costa Rica; el edificio para ciclotrón (acelerador de partículas) en la Universidad de Costa Rica, el edificio de Física Médica en la Universidad Nacional y la construcción del Centro Universitario de Cartago de la Universidad Estatal a Distancia. También se han construido residencias estudiantiles, espacios deportivos y bibliotecas, entre otros.

Ver más!

De todo el gasto de capital presupuestado para el 2020 (¢640.000 millones) el Gobierno transferirá el 83%, e invertirá directamente el 17% en formación de capital y adquisición de activos.

Entre las transferencias, además de las que se harán a las universidades estatales, se encuentran las que se realizarán para la inversión en carreteras.

Para la rehabilitación de la red vial nacional, el Consejo Nacional de Vialidad cuenta con ¢179.000 millones en el presupuesto del 2020, monto igual al del presupuesto del 2019 y para obras en las vías cantonales las municipalidades cuentan con ¢107.000 millones.

Para infraestructura educativa en escuelas y colegios el presupuesto contiene recursos por ¢41.000 millones que ejecutarían las juntas de educación.

Otras obras que se mencionan en al plan de gasto son: en Seguridad Pública la construcción de instalaciones policiales, en Vivienda, obras de mejoramiento en La Carpio, parque subregional Los Diques y un espacio público recreativo en Santa Rita de Alajuela, y en Ambiente y Energía un proyecto de saneamiento ambiental y construcción de alcantarillado en Heredia y Urbanización 11 de abril en Alajuelita.

Ver más!
Es poco

Pese al aumento, el gasto de capital todavía sigue siendo una pequeña parte del presupuesto nacional, de apenas 6% del total y un 1,7% de la producción. El resto es principalmente gasto corriente (remuneraciones, transferencias corrientes e intereses) y transacciones financieras.

Comparado con los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos), el gasto de capital que realiza el Gobierno de Costa Rica como porcentaje de la producción está cerca del promedio, pero el que realiza todo el sector público está muy por debajo de dicho promedio.

Para el economista, Dennis Meléndez, el monto que destinará el Gobierno Central para el 2020 en inversión es insuficiente para contribuir a la reactivación de la economía.

“Lo que vemos principalmente en el crecimiento, pero por el traslado de ciertos gastos que están programados para las universidades y para el INA (Instituto Nacional de Aprendizaje), algo mencionó la señora ministra de Hacienda de bonos comunitarios, que no son bonos de vivienda, sino para construir parques, construir infraestructura comunal, pero no parece ser suficiente para reactivar la economía” comentó el economista Dennis Meléndez.

Ver más!

Para el economista Oswald Céspedes, el gasto de capital en nuestro país se ha visto relegado a una especie de “suerte política” pues, una vez que los gastos corrientes son determinados, el Gobierno Central prácticamente asigna residualmente lo correspondiente a gastos de capital, si es que alcanza.

“Si tuviéramos un paradigma diferente en relación con esta situación de la estructura del gasto público, los porcentajes para las inversiones públicas, idealmente, deberían ser mayores, dadas las amplias necesidades de infraestructura del país, especialmente en educación e infraestructura vial”, comentó Céspedes.

Además, mucho de este gasto de capital viene, a su vez, financiado en su mayor parte por deuda con organismos internacionales.