Óscar Rodríguez. 5 mayo
Hacienda tramitará en el Congreso las dos nuevas operaciones aprobadas por el BID en las próximas semanas. Foto: Rafael Pacheco
Hacienda tramitará en el Congreso las dos nuevas operaciones aprobadas por el BID en las próximas semanas. Foto: Rafael Pacheco

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó, este miércoles 5 de mayo, dos nuevos créditos por un monto total de $500 millones, para el apoyo presupuestario del Gobierno de Costa Rica y la atención de la emergencia sanitaria de la covid-19.

Uno de los préstamos, por $250 millones, complementa el programa económico del país acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tiene un plazo de amortización de siete años años y un periodo de gracia de tres años, informó el organismo multilateral, en un comunicado de prensa.

La segunda operación, también por $250 millones, se dio bajo un programa de apoyo a reformas de políticas con el que cuenta el BID. Esta operación tiene un plazo de amortización de 20 años y un periodo de gracia de 5,5 años.

El comunicado del Banco no detalla la tasa de interés avalada para ambos créditos; pero utiliza como referencia la tasa Libor.

“Una (operación) incorpora medidas de contingencia para aumentar el gasto relacionado con la emergencia sanitaria y el apoyo focalizado a hogares y empresas afectadas por la crisis”, detalló el Banco.

El otro préstamo busca apoyar las reformas estructurales para mejorar la efectividad macrofiscal, aumentar la eficiencia y progresividad del sistema tributario, destacó el organismo.

Elian Villegas, ministro de Hacienda, explicó que las líneas aprobadas por el Directorio Ejecutivo del BID son créditos nuevos, cuyo objetivo es reforzar el ajuste fiscal, y no tienen vínculo con el préstamo por $250 millones que los diputados dejaron vencer el año pasado.

“Son operaciones del año 2021, en condiciones del 2021. Estamos en otro escenario, lo del 2020 se perdió, la Asamblea Legislativa no quiso aprobar, son operaciones perdidas”, recalcó Villegas.

El jerarca añadió que los proyectos de ley con estos nuevos créditos se enviarán al Congreso en las próximas semanas.

Actualmente, en la Asamblea Legislativa está pendiente la discusión de un crédito por $300 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Así como otra operación, también por $300 millones, con el Banco Mundial.

En junio del 2020, el BID aprobó un préstamo por $250 millones al país; pero tenía un plazo de vigencia de seis meses, desde el momento de su formalización.

Dicho periodo se cumplía el 6 de enero de este año, pero una mayoría de diputados rechazó acelerar el proceso de discusión en el Congreso, antes de las vacaciones de fin de año, con lo cual la línea de crédito se venció.

Villegas recordó que la decisión del Congreso tuvo, en su momento, un efecto negativo en los precios de los eurobonos de la deuda externa costarricenses.