Óscar Rodríguez.   18 noviembre
Ver más!

El Banco Popular anunció, este lunes 18 de noviembre, el lanzamiento de su “Programa de recuperación financiera” como parte del plan de salvamento para atender a personas con problemas de sobreendeudamiento.

En un primera etapa, el producto estará dirigido solo a clientes de esta entidad financiera. La persona o empresa debe tener al menos una operación de crédito con la institución para acceder al producto.

La proyección es atender, al menos, a 22.000 personas con dificultades de financiamiento, anunció Magdalena Rojas, gerenta general del Banco Popular.

Entre las condiciones anunciadas están que la tasa de interés de estos créditos de recuperación irán en un rango del 12% y hasta un máximo del 22%. Cada caso estará determinado por el tipo de operación y las garantías que presente el cliente.

Asimismo, el plazo inicial de la operación será de 15 años, pero podría extenderse hasta 30 años en caso de contar con una garantía hipotecaria.

La entidad pública prevé destinar, en una primera etapa, al menos ¢40.000 millones para el nuevo producto, contó Maurilio Aguilar, director de Riesgo de la entidad.

El funcionario contó que los clientes identificados con problemas de sobreendeudamiento tienen un saldo pendiente de ¢74.000 millones, con el Popular y otras entidades financieras.

El presidente Carlos Alvarado acudió, este lunes 18 de noviembre, al anuncio del Banco popular del programa especial de readecuación de créditos para sus clientes. A su lado, Magdalena Rojas, gerenta general de la entidad. Foto: José Cordero.

Carlos Alvarado, presidente de la República, participó en la actividad y recordó que la directriz para atender a personas sobreendeudadas se lanzó hace poco más de un mes.

Alvarado destacó que el Popular habilitara el programa también para empresas.

“Este programa dará solución a 22.000 clientes del Banco ya sean trabajadores públicos o privados, pensionados y aquellas personas que generan sus propios ingresos”, dijo Alvarado.

Pilar Garrido, ministra de Planificación y Política Económica, resaltó que tanto el Banco Nacional como el Banco de Costa Rica (BCR) tendrán su producto especial para atender a clientes con problemas de deudas al 15 de diciembre próximo.

Gustavo Vargas, gerente del Banco Nacional, confirmó que el producto que crearán estará listo en diciembre próximo. Además confirmó que tienen identificados al menos 8.000 personas que podrían optar a un crédito de salvamento.

En tanto, el Banco de Costa Rica informó que el producto estará a disposición en el último mes de este año, pues están en los últimos detalles de su estructuración.

Ver más!

El producto anunciado por el Banco Popular no incluyó, entre sus requisitos, la obligatoriedad de efectuar un curso de educación financiera, tal como lo propuesto el Gobierno.

La directriz, denominada Creación del Programa de Créditos de Salvamento para Personas Sobreendeudadas, fue firmada por el presidente Alvarado, el 15 de octubre.

Dicha iniciativa impulsa un refinanciamiento de deudas a asalariados públicos y privados, con un préstamo a un plazo de 15 años y con un interés equivalente a la tasa básica pasiva (TBP) más 5,5 puntos porcentuales todo el periodo.

Condiciones y requisitos

El programa de refundición de deudas de la entidad pública está dirigido para crédito personal que será exclusiva para operaciones solo con el Banco Popular. La otra línea es de crédito hipotecario que permite obligaciones con otras entidades financieras.

En el primer caso, la operación se dirige a personas y empresas (pymes en su mayoría) quienes deben demostrar un ingreso, el producto es por un plazo de 15 años y la tasa será determinada para cada caso, pero tendrá un techo del 22%.

Si en una operación se otorga un interés menor a la tasa básica pasiva (actualmente en 5,60%), la tasa subirá 0,25 puntos porcentuales cada seis meses hasta llegar a las tasas ofrecidas en ventanilla, manifestó el Director de Riesgo del Popular.

“El requisito principal es tener un crédito en el Banco Popular. Cada caso se verá en función del nivel de ingreso y deuda de la persona. Se empieza a sensibilizar la tasa de interés y el plazo. La tasa podría llegar a ser muy baja, pero dependerá de cada caso”, afirmó Aguilar.

El producto de readecuación de deudas en crédito hipotecario es el que acepta obligaciones con otras entidades financieras, tiendas de electrodomésticos y entidades no supervisadas. Pero se exige una garantía de un bien inmueble hasta del 100% y con un plazo máximo de 30 años.

Si la deuda a refundir es por consumo la tasa será del 12%, si es de vivienda del 10,25% y para pymes será de tasa básica pasiva (TBP) mas cuatro puntos porcentuales. Estas tasas serán revisadas mensualmente.

“La idea es que la nueva cuota que le quede al cliente sea única y mucho menor que las cuotas individuales en las operaciones originales”, recalcó Aguilar.

La institución financiera prevé abrir su programa especial a personas que no son clientes, pero hasta que se apruebe el proyecto de ley de Fortalecimiento del Centro de Información Crediticia, presentado por el Gobierno.