Presiones de salarios y precios están contenidos

 12 febrero, 2014

Londres

Las tasas de interés del Banco de Inglaterra no se elevarán en el corto plazo aunque la economía del país está creciendo con más vigor del que se esperaba, anticipó el gobernador de esa institución Mark Carney.

El Banco de Inglaterra también mantuvo su programa de compra de activos.
El Banco de Inglaterra también mantuvo su programa de compra de activos.

Debido a que las presiones de salarios y precios están contenidas y la recuperación económica no se ha extendido a todo el país, no es momento de aumentar las tasas de interés, dijo Carney.

En las previsiones económicas del banco dadas a conocer el miércoles reiteró su política de ofrecer una guía al público de lo que sucede cuando aumentan las tasas. Carney dice que el banco tomará en cuenta un amplio rango de parámetros antes de decidir el aumento de tasas.

Cuando tomó posesión del cargo a mediados del año pasado Carney dijo que el banco no elevaría sus tasas de interés, que estaban en su mínimo histórico antes de que el desempleo bajara a 7% pero tuvo que actualizar esa política porque el desempleo ya casi está en ese nivel.