Óscar Rodríguez.   7 septiembre
La Caja subsidia el 100% del salario de sus trabajadores cuando son incapacitados por un accidente laboral. La entidad desconoce el costo de dicho beneficio. Foto: Graciela Solís.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) subsidia el 100% del salario de sus trabajadores durante el tiempo que están incapacitados por un accidente laboral.

El pago es financiado con las cuotas obrero-patronales y se usa para calcular el aguinaldo, el salario escolar y las vacaciones de sus empleados, reveló la Auditoría Interna de la CCSS en el informe ASF-05-2018, del 1.° de febrero anterior.

Incluso, para la Auditoría el beneficio podría entrar en conflicto con la Constitución Política y el Código de Trabajo, pues es más ventajoso comparado con las condiciones bajo las que se rige el seguro de Riesgos del Trabajo en el Gobierno Central y el sector privado.

La Auditoría Interna mostró preocupación por el hecho de que las “negociaciones realizadas CCSS–INS pudieran afectar el Seguro de Salud, así como los principios constitucionales que rigen el actuar de la CCSS, principalmente, por cuanto la institución estaría asumiendo erogaciones que podrían ser propias de un asegurador externo”, se detalla en el informe, del cual tiene copia La Nación.

Cuando un trabajador sufre un accidente laboral, el Instituto Nacional de Seguros (INS) –administrador de la póliza obligatoria– asume el pago del 60% del salario durante los primeros 45 días de incapacidad del trabajador, como parte de la cobertura del seguro financiada por cada patrono.

Si el periodo de recuperación del trabajador es mayor a 46 días, la aseguradora pública paga el 100% del salario mínimo legal y el 60% de la diferencia entre el mínimo legal y el sueldo pagado, según el reglamento de Riesgos del Trabajo.

La Auditoría recomendó a la Junta Directiva de la Caja dar el mismo tratamiento a la incapacidad por accidentes laborales, en cuanto a las condiciones de remuneración, que el aplicado al subsidio por Enfermedad y Maternidad.

En este caso, el trabajador solo recibe el 100% del salario durante el primer año de incapacidad y luego baja al 60% del ingreso, además de que no se computa para el cálculo de beneficios salariales, como lo estableció la Procuraduría General de la República desde el 2011.

El informe de la Auditoría se efectuó como parte de una revisión de los costos de la póliza de Riesgos de Trabajo pagada al INS.

La fiscalización cuestionó el incremento en la prima del seguro, cuyo monto para el 2018 ascendió a ¢3.224 millones.

Ver más!
Efecto financiero

Una de las principales inquietudes de la Auditoría Interna es el efecto en las finanzas de la Caja al asumir el pago de las incapacidades por accidentes laborales, así como la sustitución del trabajador en recuperación.

Ronald Lacayo, gerente Administrativo y Financiero de la CCSS, confirmó que desconocen el costo para las finanzas de la entidad al asumir el 100% del pago de la incapacidad de sus empleados.

La Dirección Actuarial de la Caja será la encargada de calcular el costo del subsidio salarial de la póliza de Riesgos del Trabajo.

Lacayo recalcó que al asumir la Caja el pago del salario del trabajador incapacitado, el INS aplica un descuento del 24% en la prima de la póliza obligatoria.

Sin embargo, la entidad desconoce si el descuento dado es mayor o menor al costo asumido por la institución.

Para la Dirección Jurídica de la Caja, el ente puede revisar el beneficio salarial dado a los trabajadores, pero tomando en cuenta los derechos adquiridos.

“Bien podría hacerse una revisión particular del beneficio económico que se reconoce internamente para los riesgos laborales y, de estimarlo oportuno y conveniente, (se) puede proceder a revocarlo, modificarlo o variarlo conforme a los intereses institucionales”, se detalla en el oficio DJ-954-2016, de febrero del 2016.

Los abogados de la Caja también concluyeron que la Junta Directiva tiene la potestad legal para dar el 100% del salario al trabajador incapacitado por un riesgo laboral.

Entidad reporta alta incidencia de accidentes laborales

La Caja reporta una alta incidencia de accidentes laborales entre sus empleados.

El indicador de siniestralidad de la institución pública reporta cinco años consecutivos de incremento, según el informe de la Auditoría Interna ASF-05-2018, del 1.° de febrero anterior.

En el 2013, el 7,8% del total de la planilla de la CCSS sufrió algún tipo de accidente laboral y fue necesaria su atención en el Instituto Nacional de Seguros (INS).

El 11% de los empleados de la Caja sufrió, el año pasado, algún tipo de accidente laboral, según reveló un informe de Auditoría Interna. Foto: Albert Marín.

Para el 2017, el porcentaje de empleados atendidos por la póliza de Riesgos del Trabajo se elevó a un 11,4%. Dicho año la institución contaba con 55.252 empleados.

La incidencia de accidentes laborales en los trabajadores de la Caja incluso está por encima del promedio del país, que fue de un 9,4% en el 2017.

También supera a la del sector público, que se ubica en un 8%, según datos del INS.

Ver más!

“Una de las principales debilidades que tiene la institución es la inexistencia de un sistema de información que le permita registrar incidencias de riesgos de trabajo donde se identifiquen los casos por accidentes de trabajo y los casos de enfermedades laborales”, argumentó la Auditoría.

Además, recordó que la alta frecuencia de los accidentes laborales es una de las variables clave analizada por el INS cuando establece la prima que se cobra por concepto del seguro obligatorio.

Ronald Lacayo, gerente Administrativo y Financiero de la CCSS, desmintió a la Auditoría, pues aseguró que la institución sí cuenta con un registro de los accidentes laborales.

Incluso, aseguró, desarrollaron un sistema automatizado para registrar los casos de percances durante el trabajo.

“Es importante tener en consideración la prestación de servicios que brinda la institución, cuya continuidad debe garantizarse, dado que se trata de un servicio que califica como esencial, de tal suerte que los servicios de salud funcionan 24/7, y esto hace que la exposición al riesgo sea muy elevada”, dijo Lacayo.

Insistió en que la Caja ha sido exitosa en la prevención de accidentes, pues su siniestralidad no está entre las más altas del país.

Construcción y agro son los sectores con la mayor siniestralidad, sobre el 20% del total de trabajadores, de acuerdo con datos del INS.