Marvin Barquero. 8 enero
Muchos propietarios de residencias están listos desde el 1.° de enero pasado para actualizar el valor de sus casas y para el llamado Impuesto Solidario, según los asesores en el tema, Pero no pueden hacerlo. Fotografía con fines ilustrativos. Archivo.

La ausencia del decreto donde el Ministerio de Hacienda actualiza los montos a pagar en el impuesto por las casas de lujo impide a los propietarios cancelar ese gravamen, pese a que el plazo, inicialmente, se vence este 15 de enero, advirtieron especialistas y asesores en impuestos.

Según una alerta de la firma de asesoría Grant Thornton y del asesor en impuestos Federico Fernández, la ley establece que el Poder Ejecutivo debe publicar en el mes de diciembre el decreto con la actualización de montos para este impuesto. En la firma Deloitte también confirmaron que el mandato ejecutivo estaba pendiente de publicación.

Esta publicación lo que hace es determinar el monto exento para el periodo correspondiente (el 2019 en este caso), con lo cual modifica los rangos del llamado Impuesto Solidario o impuesto a las casas de lujo.

El 22 de diciembre del 2017, por ejemplo, se publicó la tabla de valores correspondientes al pago del impuesto para el periodo 2018. En ella quedaban sujetas al tributo las propiedades con valores de ¢129 millones o más.

El análisis aportado por la empresa Grant Thornton advierte, además, de que en este año los propietarios también están obligados a hacer una actualización del valor de sus residencias, lo cual, según la ley, se realiza cada tres años a partir de su vigencia, en el 2009.

La ocasión anterior en que fue necesaria esta actualización fue en el 2016 y el decreto fue publicado el 23 de diciembre del 2015, en el diario oficial La Gaceta. La actualización se aplicó por tres años (2016-2017-2018, en este caso), por lo cual para el pago de este tributo, en el 2019, se requiere de nuevo.

Hasta este 8 de enero, el decreto, necesario tanto para el pago como en la actualización del valor y que se debe publicar en diciembre, no estaba disponible, por lo cual no se puede estimar el monto a cancelar, declaró la alerta de la empresa asesora.

En tanto, Federico Fernández, asesor en este impuesto en la zona de Guanacaste, advirtió de que las multas empezarían a regir después del 15 de enero, mientras hay muchos propietarios que desde el 1.° de enero estaban listos para rendir la declaración del valor de sus residencias y luego cancelar el monto correspondiente sin que puedan hacerlo.

Fernández reconoció que el Ministerio de Hacienda publicó en su página un manual para hacer la declaración, así como un software para determinar los cálculos, pero no son útiles si no se publica el decreto con la actualización del monto exonerado, así como –a partir de esa suma– los porcentajes a pagar en cada uno de los rangos de valor de las construcciones.

La Nación consultó a la Dirección General de Tributación del Ministerio de Hacienda sobre el tema, pero al cierre de esta información (5:30 p. m.) no había respondido.

La actualización de los montos de exoneración se realiza utilizando como base el el índice de precios al consumidor. Por esta razón y por la actualización de este año, la cantidad de personas obligadas a pagar este impuesto puede variar. Empero, se calcula que un poco más de 4.000 propietarios deberán cancelar el impuesto.

El valor de las residencias se estima por la construcción principal y accesoria (ranchos, piscinas y muros, entre otros). El dinero recaudado, según la ley, se debe destinar a financiar proyecto de vivienda de interés social.