Óscar Rodríguez. 28 mayo
La empresa Amoena anunció el cierre de operaciones de su planta en Costa Rica, debido a los cambios en la industria textilera global. Foto: Amoena.
La empresa Amoena anunció el cierre de operaciones de su planta en Costa Rica, debido a los cambios en la industria textilera global. Foto: Amoena.

La compañía textilera Amoena cerrará su operación en Costa Rica y despedirá a 300 trabajadores.

La empresa alemana indicó que la salida se debe a cambios sustanciales en las pautas del mercado y giro del negocio, en los últimos años, informó mediante la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).

Argumentó que sus principales proveedores textiles trasladaron sus operaciones a Asia, y por lo tanto requieren acercarse a dicho mercado y a las clientas en Europa.

“Amoena garantiza que se les respetarán y aplicarán a sus empleados todos los procedimientos establecimientos por ley, al momento de finalizar una relación laboral”, informó la empresa por medio de Cinde.

Amoena produce y vende sostenes, trajes de baño y otros productos para mujeres que han sufrido cáncer de mama y fueron sometidas a mastectomía.

La compañía informó de que, durante los últimos meses, inició un trabajo de reubicación de empleados en otras empresas.

Además, actualmente 180 de sus colaboradores reciben capacitación en el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) en el área de dispositivos médicos.

La industria textil costarricense se encuentra inmersa en un proceso de contracción en el país desde hace varios años, que se evidencia en la menor relevancia de sus exportaciones.

El año pasado, esta actividad realizó ventas al exterior por un valor de $136 millones, es decir, el 1,1% del total de las exportaciones de bienes.

Mientras que, en 1997, se efectuaron ventas al extranjero por $788 millones, es decir el 19% del total de dicho año, según las estadísticas de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

El sector textil costarricense comenzó a perder relevancia debido a la competencia regional con países como El Salvador, Honduras, República Dominicana y Honduras.

Durante la última semana también se conoció el cierre de operaciones del centro de servicios compartidos de la compañía estadounidense Amway, el cual se efectuará en el 2020, y afectará a unas 200 personas.