Óscar Rodríguez.   26 marzo
Intel tiene en Costa Rica un centro de investigaciones, un megalaboratorio y un centro de servicios globales. Foto: Akio Kon/Bloomberg

La multinacional Intel confirmó este martes 26 de marzo que realizan nuevos despidos en su operación en el país.

La empresa estadounidense confirmó los ajustes en la planilla en Costa Rica, pero no brindó ningún detalle de en cuáles áreas de negocio suprimió puestos. Tampoco informó cuántos colaboradores despidieron.

Intel cuenta en el país con un centro de investigaciones, un megalaboratorio y un centro de servicios globales.

“Los cambios en nuestra fuerza laboral están impulsados por las necesidades y prioridades de nuestro negocio, que evaluamos continuamente”, confirmó la multinacional ante consultas de La Nación.

La compañía también añadió, por escrito, que ayudarán a sus excolaboradores a encontrar nuevos empleos.

"Estamos comprometidos a tratar a todos los empleados afectados con profesionalismo, dignidad y respeto, además de colaborar con ellos para que encuentren su nueva oportunidad laboral", destacó la firma.

Jorge Sequeira, director general de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), explicó que la decisión tomada por Intelo obedece a una estrategia global de la empresa y no a una situación de competitividad de Costa Rica.

“Se está coordinando con la empresa para cooperar en la estrategia de reubicación de los colaboradores que se vean afectados, dentro de la empresa o por medio de otras compañías”, dijo Sequeira.

Añadió que se trata de profesionales con un perfil alto de experiencia y preparación, por lo cual esperan que pronto encuentren otro empleo.

En febrero del año pasado, Intel también hizo ajustes en su operación en Costa Rica, pero tampoco dieron detalles de cuántas personas despidieron.

Esa multinacional llegó a Costa Rica en 1997, cuando se puso la primera piedra de una planta de ensamblaje de productos de alta tecnología. Su impacto en las exportaciones comenzó a crecer y llegó a representar un 20% del total de las ventas del país.

En abril del 2014 se conoció oficialmente que la empresa dejaría de realizar manufactura en Costa Rica, pero se mantuvo con un centro de investigaciones.

Luego de esta decisión, la firma efectuó varios ajustes en su operación con la salida de colaboradores; pero también la contratación de nuevos empleados para el área de servicios globales.