Marvin Barquero. 4 abril
La situación política de Nicaragua, la incertidumbre tras el proceso electoral, la situación fiscal del país y el trámite de la reforma fiscal, así como la extensa huelga, causaron el bajo resultado del 2018, afirmó Enrique Egloff, presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica. Foto: Mayela López
La situación política de Nicaragua, la incertidumbre tras el proceso electoral, la situación fiscal del país y el trámite de la reforma fiscal, así como la extensa huelga, causaron el bajo resultado del 2018, afirmó Enrique Egloff, presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica. Foto: Mayela López

El sector de la industria manufacturera prevé prácticamente un estancamiento en la generación de empleo para este 2019, pues el estudio anual del sector concluyó que crecerá apenas un 0,7%.

Lo anterior significaría que dicho sector abriría cerca de 1.000 plazas nuevas para este 2019, advirtió Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR).

Los resultados generales del estudio hacen prever que el comportamiento en producción, empleo e inversión sería, en el escenario más positivo, a lo sumo similar al del 2018.

El CICR indicó que el análisis se realiza a partir de los resultados de una encuesta realizada a 141 empresarios entre el 1.° de febrero y el 29 de marzo pasados.

Con respecto al empleo, las proyecciones son que al finalizar el año, un 72% mantendrá sus planillas en los niveles actuales, un 16% las aumentará y un 11% considera que deberán reducirlas.

En otras palabras, ocho de cada 10 empresas consideran que el tamaño de sus planillas se mantendrá estable o a la baja durante el año.

El balance general de las expectativas de empleo para este 2019 es similar al del año pasado, pero en el desglose hay expectativas un poco más positivas en las empresas grandes y con perspectiva negativa para las medianas empresas, informó al CICR.

Dicho estancamiento en las previsiones de contratación es consecuencia de un resultado poco optimista al valorar el comportamiento general de la industria para este año y de la calificación dada al 2018.

Así, los consultados calificaron con una nota de 6,9 en la escala de 10 el resultado general del 2018.

Esa nota es la más baja con que las empresas manufactureras han calificado un año desde el 2010, cuando la CICR inició el estudio anual que se denomina Perspectivas empresariales y valoración de factores de competitividad del sector industrial manufacturero.

Para el 2019, se prevé el resultado con una nota de 7,4, similar a la que se pronosticó para el 2018, la cual finalmente se redujo al terminar el año, advirtió la CICR.

Gamboa consideró que los resultados son consecuencia de la situación del sector manufacturero que opera bajo el denominado régimen definitivo.

Las exportaciones de ese tipo de empresas industriales van cayendo un 5% en los dos primeros meses del 2019 con respecto a igual periodo del 2018, recordó el dirigente.

Este último resultado, a su vez, se debe a la ausencia de soluciones en varios temas de competitividad, a lo cual se une, aseveró, ocurrencias de diputados en la Asamblea Legislativa para imponer más impuestos a algunos sectores, pese a la aprobación de la reforma fiscal.