Por: AFP.   2 enero

Washington. El salario mínimo en 18 estados de la Unión aumentó a partir del 1.º de enero, un incremento que beneficiará a unos 4,5 millones de trabajadores estadounidenses.

Estos aumentos difieren según los estados, condados o ciudades. Varían de 35 centavos adicionales por hora en Michigan (noreste) a $1 en Maine (noreste). Estos incrementos se producen luego de medidas legislativas locales, referéndum o directivas del departamento de Trabajo anunciadas en 2017.

En los estados de Maine, Vermont, Washington, Michigan, Minnesota, Nueva York, Rhode Island, California, Colorado, Arizona y Hawái el salario mínimo se situará entre unos $10 la hora y algo más de $15 en el de Washington (noroeste), por ejemplo.

Otros 8 estados, entre ellos Alaska, Florida y Montana registrarán aumentos más modestos, para acompasar el costo de vida, según la encuesta del Economic Policy Institute.

Pese a estos incrementos, el salario mínimo federal, se mantiene en $7,25 por hora y no ha sido aumentado desde 2009.

Unos 29 estados y el Distrito de Columbia, donde se asienta la capital federal, Washington, tienen un salario mínimo superior a ese piso federal legal.

“Sin embargo, en otros 21 estados, los trabajadores reciben salarios netamente más bajos que sus colegas de una generación atrás”, destaca el estudio de EPI.