AFP . 2 junio

Washington. AFP.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo el pasado 30 de mayo que Venezuela divulgó datos sobre el desempeño de su economía “por iniciativa propia”, subrayando la incapacidad del organismo de hacer una “evaluación completa” de las cifras.

Por primera vez en más de tres años, el Banco Central de Venezuela (BCV) reveló el 28 de mayo información sobre el Producto Interno Bruto (PIB) y el Indice de Precios al Consumidor (IPC), que muestran una contracción de la economía de 47,6% desde 2013, y una inflación del 130.060% al cierre de 2018.

Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), visitó México el pasado 29 de mayo, un día después la entidad se pronunció sobre la validez de los datos macroeconómicos de Venezuela. Foto: El Universal.
Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), visitó México el pasado 29 de mayo, un día después la entidad se pronunció sobre la validez de los datos macroeconómicos de Venezuela. Foto: El Universal.

"La publicación de los datos del PIB y el IPC por parte del BCV fue realizada por las autoridades por iniciativa propia", dijo a la AFP un vocero del FMI.

"No podemos ofrecer una opinión sobre la calidad de los datos, ya que no hemos tenido la oportunidad de realizar una evaluación completa en ausencia de contactos con las autoridades", añadió en una declaración.

Las cifras publicadas por Caracas difieren de las estimaciones del FMI en su último reporte sobre las perspectivas de la economía mundial, que señalan una contracción del PIB de 61% desde 2013 y una inflación de 1.370.000% para 2018.

Sin contacto.

El portavoz del FMI subrayó que el organismo suspendió todo diálogo con Venezuela desde fines de enero, cuando la situación política en el país hizo surgir interrogantes sobre el reconocimiento del gobierno.

La legitimidad del Ejecutivo venezolano está en cuestión desde el 23 de enero, cuando el jefe del Parlamento controlado por la oposición, Juan Guaidó, se declaró presidente interino al desconocer la reelección de Nicolás Maduro.

Maduro, quien asumió un segundo mandato hasta 2025, sigue detentando el poder en Venezuela, con apoyo interno de los militares y externo, en particular, de Rusia y China. Pero Guaidó ha sido reconocido por más de 50 países, incluido Estados Unidos.

Por ahora, los 189 miembros del FMI no han adoptado una posición común sobre qué gobierno reconocen en Caracas.

Venezuela, miembro del FMI desde 1946, no recibe desde 2004 visitas técnicas para la revisión de sus cuentas, como prevén los estatutos.

A principios de mayo de 2018, el FMI censuró a las autoridades venezolanas por no proveer la información macroeconómica que ya le había solicitado en noviembre de 2017, ni implementar "medidas correctivas" al respecto.

El BCV dejó de publicar datos en 2016, sin dar ninguna razón.

Venezuela atraviesa una debacle económica sin precedentes en la historia reciente de la región, con una severa escasez de alimentos y medicinas, que según la ONU ha forzado en los últimos años la salida del país de unos 3,7 millones de personas.

El FMI ha dicho que está listo para ayudar al país tan pronto exista un gobierno reconocido y las autoridades legítimas hagan la solicitud.

La última ayuda financiera a Venezuela se remonta a 2001.