George W. Bush figura como el ex presidente más caro del 2012

 25 marzo, 2013

Washington (AP). Ser el líder del mundo occidental es caro, pero los costos no se detienen una vez que dejan la Casa Blanca.

El gobierno federal estadounidense gastó casi $3,7 millones el año pasado en sus expresidentes, según informó el Servicio de Investigación del Congreso, un organismo no partidista. Eso cubre una pensión de $200.000, remuneraciones y prestaciones a personal de oficina, y otros costos como viajes, espacio de oficinas y timbres postales.

¿El expresidente más caro? George W. Bush, que sumó poco más de $1,3 millones en gastos, cifra que incluye casi $400.000 para el pago de 743 metros cuadrados de oficinas y $85.000 en facturas telefónicas.

El expresidente Bill Clinton se ubicó en segundo sitio con poco menos de un millón de dólares, seguido por George H.W. Bush en casi $850.000. Los costos de Jimmy Carter, el otro expresidente aún con vida, sumaron alrededor de $500.000.

Etiquetado como: