Marvin Barquero. 24 junio
Aunque las empresas importen arroz más barato que el precio local, pagando los aranceles del 35%, no pueden colocarlo a menor costo al consumidor final porque el valor está fijado por ley. Esto motiva el añadido de productos de regalo a la bolsa del grano, una práctica prohibida desde abril del 2017. Foto: Alonso Tenorio
Aunque las empresas importen arroz más barato que el precio local, pagando los aranceles del 35%, no pueden colocarlo a menor costo al consumidor final porque el valor está fijado por ley. Esto motiva el añadido de productos de regalo a la bolsa del grano, una práctica prohibida desde abril del 2017. Foto: Alonso Tenorio

La cadena minorista Walmart y el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) inician una nueva etapa de su choque por la práctica de vender arroz con otro producto añadido como regalo, esta vez con la presentación de la empresa de una denuncia contra esa actividad ante el Tribunal Contencioso Administrativo.

Dicha práctica comercial, conocida como bandeo, está prohibida mediante un decreto, desde el 4 de abril del 2017, pero la cadena comercial afirma que se sigue practicando en el mercado sin que el MEIC logre controlarla. Eso sería, argumento Walmart, competencia desleal.

El Ministerio, en tanto, repitió que atiende todas las denuncias de empresas y consumidores, incluidas desde luego las de Walmart. Explicó que entre la publicación del decreto y hasta la fecha visitó 200 comercios ubicados en 65 cantones.

Cuando se han encontrado prácticas de bandeo, en más del 95% de los casos se corrige la anomalía al momento de la visita, agregó el MEIC en un informe solicitado. El resto, menos del 5%, se ha elevado a consideración del despacho del viceministro Carlos Mora, pero ninguno de ellos ha llegado a los tribunales, pues el problema se enmendó antes.

El arroz es el único producto que tiene precio fijado por ley y cuyo consumo se abastece en cerca del 60% con producción interna, pero se debe importar alrededor del 40%.

Aunque se pueda importar grano a precio más bajo, aún pagando el arancel del 35%, se debe vender al valor fijado por ley.

Esta situación, y en épocas donde se puede importar a precio más barato que el local, permitió a los comerciantes comenzar a añadir un producto (salsa de tomate, lata de garbanzos, paquete de pastas, atunes y otros) como regalo, para atraer al consumidor sin bajar el precio del grano.

La proliferación de la práctica llevó a que el MEIC la prohibiera, al considerarla competencia desleal, por denuncias, en especial, de los productores locales del grano.

Acciones

Walmart explicó que la denuncia ante el Tribunal se presentó el jueves 20 de junio y que la intención es obligar al MEIC a evitar el bandeo o a derogar el decreto si no tiene los recursos para ejercer control.

El primer paso es saber si el tribunal admite la denuncia y luego se inicia la investigación, antes de elevar el caso a juicio.

Yolanda Fernández, gerente de Asuntos Corporativos de Walmart, explicó que esa cadena nunca ha estado en contra del “bandeo” y que incluso en el 2017 presentó otra denuncia ante el Tribunal Contencioso en contra del decreto del MEIC que prohibió esa práctica. Ese proceso está pendiente.

El problema, explicó Fernández, es que el bandeo se prohibió en ese decreto del 2017, pero muchos comercios lo siguen practicando, incumpliendo la regla. “Para nosotros es mejor que se permita, pero no vamos a violar la norma actual que los prohíbe”, especificó. La norma de prohibición está vigente desde el 4 de abril del 2017.

El 12 de junio pasado, Walmart se quejó públicamente de que la práctica se mantenía en muchos casos, pese a la prohibición y dijo que el MEIC hacía poco por controlarla. Denunció que había presentado 36 denuncias específicas sin que se resolvieran.

No obstante, el viceministro Mora dijo en esa ocasión que todas las denuncias presentadas por la cadena comercial se tramitaron, tal como se hace con las que presenten consumidores o empresas. Pero reconoció que el departamento encargado cuenta con solo 10 inspectores y que las denuncias se atienden en paquete o con conjunto cuando se hace la ruta al sitio donde está el negocio denunciado.

Fernández aseveró que si el MEIC no tiene recursos para controlar el “bandeo” entonces se debe permitir. Walmart, dijo, tiene 260 tiendas en todo el país y si se le permite esa práctica beneficiaría a gran cantidad de consumidores.

Consultada acerca de los plazos largos que generalmente tienen las resoluciones en el Tribunal Contencioso, Fernández aseguró que han hecho esfuerzos de todo tipo y no les quedó otro camino.