Por: Patricia Leitón 25 octubre, 2014

A la lista de tributos que se deben declarar y en muchos casos pagar entre fin y principio de año, se añade el llamado impuesto solidario.

Este tributo recae sobre las casas cuyo valor supere ¢121 millones, según el decreto de diciembre del 2013. Este monto se actualiza todos los años.

Carlos Vargas, director general de Tributación, explicó que este gravamen se declara cada tres años.

Para quienes ya declararon, en enero solo deben cancelar y, para eso, Tributación habilitará un recibo en línea, con el fin de facilitar el pago.

Los que tienen que declarar son los que compraron casa nueva este año.

Vargas no espera grandes cambios en la declaración y pago de este tributo, respecto a años anteriores.

En el 2014 se recaudaron ¢3.770 millones y en el 2013 ¢3.998 millones.

En el 2014, el número de contribuyentes fue de 4.448 y en el 2013 de 4.258, según información de Hacienda. Colaboró el periodista Óscar Rodríguez.