Consumo

Vehículos más autónomos e ‘inteligentes’ ruedan por las vías de Costa Rica

Cerca de 40 avances tecnológicos en sistemas como el frenado, la aceleración y las emisiones, ya se pueden encontrar en algunos de los vehículos que las diferentes marcas tienen a la venta en el país

Faltan algunos años para ver vehículos sin conductor, pero los modelos que se comercializan en Costa Rica incluyen hasta 39 sistemas diferentes de asistencia al conductor.

Entre los avances en conducción, seguridad, ambientales y mecánicos, se incluye el frenado de emergencia y los ajustes automáticos de velocidad según las condiciones de la ruta y lo que hagan los vehículos que van adelante.

“La industria se mueve hacia el desarrollo de vehículos más inteligentes y que cada día faciliten más la conducción”, dijo Rogelio Castro, gerente de ventas de Audi Costa Rica.

Los cambios se orientan a disminuir los niveles de fatiga y mejorar la experiencia, el rendimiento y la protección del conductor y los pasajeros.

Varios modelos de Audi, Chevrolet, Nissan y Subaru incorporan progresivamente desde tecnologías básicas (cámaras de retroceso, sensores y gadgets) hasta avanzadas funciones para delegar en el automóvil el manejo de los pedales, la dirección y el ritmo de la circulación.

“La industria automotriz cada día invierte más recursos en el desarrollo de tecnologías”, recalcó Ana Lucrecia Vargas, directora de Mercadeo de Grupo Danissa, que distribuye vehículos Nissan.

Marcos Moreno, gerente de producto de Chevrolet, destacó el desarrollo de la tecnología automotriz en áreas como la conectividad, consumo de combustible y seguridad.

Por su parte Kristian Federspiel, director comercial de Auto Subaru, aseguró que en Japón los accidentes bajaron 85% en el caso de autos con asistente de conductor o frenado automático.

Novedades

Para este 2019 se espera incorporar los últimos avances en disminución del consumo de combustible y emisiones.

En este caso el sistema Dynamic Fuel Management que permite al motor de un Chevrolet Silverado (desde $74.900) operar en 17 patrones distintos, alternando la activación entre 2 y 8 cilindros, dependiendo de las condiciones del terreno y la demanda del vehículo.

Otra novedad será el Audi Q8 que incluirá tecnología de hibridación suave Mild-Hybrid, la cual integra un sistema de motorización con dos propulsores: motor gasolina de tres litros y sistema eléctrico primario de 48 voltios que alcanza hasta 340 hp (caballos de fuerza) en su motor gasolina.

Este sistema eléctrico incorpora batería de iones de litio recargable, que almacenan hasta 10 amperios por hora de electricidad.

La firma adelantó que se lanzará un nuevo modelo Audi e-tron, un vehículo de propulsión completamente eléctrico con una batería de litio de 95 kilovatios hora (kWh) para más de 400 kilómetros de autonomía con una sola carga.

En octubre del 2018, Subaru introdujo la quinta generación del Forester, que incluye asistente para frenado automático y cambios del motor para darle más estabilidad al vehículo en terrenos difíciles.

También tiene barras y pines en las puertas para protección de los pasajeros.

Aplicaciones

Los modelos más recientes cuentan un tablero digital para sincronizar smartphones y que el conductor no tenga que sostener su móvil para llamadas, uso de Whatsapp o Waze.

En este campo la novedad son las pantallas tridimensionales, que facilitan focalizar la imagen y medir el espacio entre el borde y la llanta.

En seguridad, aparte del asistente en frenado automático y bolsas de aire, se incluyen sensores y cámaras, alertas gráfica y de audio (por riesgo de colisión frontal, abandono de carril, movimientos en la periferia, retroceso y parqueo) y sistema de corrección del volante.

Para el monitoreo del entorno hay autos que tienen hasta cinco sensores de radar, cinco cámaras de vídeo, 12 sensores de ultrasonidos y un escáner láser. Así se selecciona entre diferentes modos de manejo y se ajusta la altura de la suspensión y la entrega de potencia.

También hay sistemas de cambio de luces bajas y altas (adaptación inteligente al ambiente) y balanceo horizontal de faros frontales al tomar curvas.

La tecnología de conducción inteligente, que ajusta la velocidad según las condiciones de la vía, detecta irregularidades y cambios en la velocidad de las ruedas.

Hay otros cambios a nivel mecánico.

Los fabricantes rediseñan componentes de los vehículos (amortiguadores, recorrido de muelles y componentes de goma) para mejorar la absorción de los impactos e incorporan controles eléctricos para abrir y cerrar las ventanillas desde el exterior y a distancia.

También se agregan asientos más cómodos para optimizar el confort y disminuir la tensión del conductor y los pasajeros.

Las carrocerías también se diseñan para disminuir el ruido exterior, el impacto del viento y las vibraciones, usando material aislante y cristales más gruesos.

Por ejemplo, para reducir la resistencia y ruido del viento algunos vehículos incorporan el “generador de vórtices”, empleado en la industria aeroespacial, unas elevaciones del parachoques que rompen el flujo de aire debajo del auto.

Las firmas prometen más sistemas de manejo autónomo.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".