Óscar Rodríguez. 27 mayo
El 83% de los consumidores cree que son malos tiempos para comprar artículos para el hogar, como los electrodomésticos. Foto: Mayela López.
El 83% de los consumidores cree que son malos tiempos para comprar artículos para el hogar, como los electrodomésticos. Foto: Mayela López.

La crisis generada por la pandemia del nuevo coronavirus provocó que la percepción del consumidor sobre la economía costarricense se desplomara a su nivel más bajo en casi dos décadas.

Así lo revela la más reciente encuesta del Índice de Confianza del Consumidor (ICC), cuyos resultados fueron divulgados este viernes por la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR).

De acuerdo con el estudio, la valoración de las condiciones económicas del país cayó, en una escala de uno a 100, de 33 puntos en febrero pasado, a 19,7 puntos ahora en mayo.

“Nunca antes habíamos llegado a una percepción tan mala en la situación económica actual”, explico Jhonny Madrigal, coordinador de la encuesta La Confianza de los Consumidores.

La valoración negativa también se trasladó a otros variables de la encuesta como la adquisición de bienes duraderos.

De hecho, el porcentaje de personas que considera que estos son malos tiempos para comprar casa subió de un 64,3% hace tres meses a un 76,2% en la actualidad.

Además, el 88,4% que consideró que tampoco era momento para adquirir un carro. Este fue el peor resultado en la historia del ICC, recalcó Madrigal.

El investigador señaló que cuando preguntaron sobre compra de artículos para el hogar, como electrodomésticos, quienes consideran que son malos tiempos aumentó de 63,3%, en febrero, a 82,9% en mayo.

“Cuando se preguntó sobre la situación económica actual, no hemos tenido una situación de pesimismo como la que experimentamos hoy (...). Tenemos 18 años de hacer la encuesta cada tres meses y es la primera vez que tenemos cifras tan malas en algunas áreas. El 88% no compraría carro”, ejemplificó Madrigal.

Además, el el 53% de los entrevistados tiene una fuerte incertidumbre sobre su situación laboral en los próximos 12 meses. El 33% dijo que es muy probable que pierda el empleo, mientras que el 20% no sabe si tendrá trabajo.

El ICC es una encuesta trimestral que se realiza desde el 2002 y mide la confianza del consumidor. Este indicador está conformado por dos subindicadores que son la situación actual de la economía y las expectativas económicas futuras.

El indicador general se ubicó en este mes de mayo en 36,6 puntos, dentro de una escala de uno a 100, lo cual se considera pesimista. La encuesta se realizó entre el 4 y 20 de mayo anterior y tiene un nivel de confianza del 95%.

Aunque hubo un deterioro evidente en la confianza en la economía, Madrigal explicó que cuando preguntaron a las personas por el futuro del país, los resultados fueron positivos.

En específico, los consultados tuvieron una mejor opinión de la política económica y social del Gobierno.

Actualmente, el 23,5% afirma que se está haciendo un trabajo bueno, un 37,5% dice que se hace lo necesario y un 37,1% considera que se está haciendo un trabajo pobre.

Sin embargo, tres meses atrás, estos niveles eran del 11,0%, 27,0% y 60,5%, respectivamente, según el estudio de la UCR.

“La cantidad de personas que piensan que estarán peor en un año comenzó a disminuir. Uno pensaría que debería aumentar por la situación actual, pero bajó”, detalló el especialista.

Además, el 28% de los consultados creen que las empresas estarán mejor dentro de 12 meses. En febrero anterior, esa opinión la tenía solo el 22% de la muestra.

Por otra parte, el grupo que avisora períodos de crisis para el país en los próximos 5 años, decreció de un 56,1% a un 37,4%, es decir 18,7 puntos porcentuales, entre febrero pasado y mayo de este año.

“Cuando se pregunta sobre el futuro del país surgen datos inesperados, porque existe un sentimiento bastante positivo”, aseveró Madrigal.