Por: Marvin Barquero 11 marzo, 2014

En el hotel Villas Río Mar, en Dominical, todavía hoy le ofrecen algunas habitaciones a ¢35.000 para dos personas, con desayuno incluido. Más al sur, en el hotel Villas Gaia, en playa Tortuga, se ofrecían habitaciones a ¢27.000 por persona con tres comidas incluidas, según registra la Cámara de Turismo de Osa.

El problema es que el Villas Gaia ya se llenó y no tiene disponibilidad. Pero es un ejemplo de que aún se tienen beneficios para el turista local, dijo Luis Centeno, presidente de la Cámara de Turismo de Osa.

Al otro extremo, en el norte del país, en el hotel Luigis, en La Fortuna, San Carlos, su propietario, Luigi Anchía, dice que no descuida al turista nacional y, por eso, aplica rebajas de entre un 20% y un 40%, pese a estar en temporada alta.

Así que, según Centeno y Anchía, es posible encontrar buenos precios.

Mientras, los vendedores de souvenirs, operadores turísticos y otros empresarios de la industria mantienen sus tarifas en dólares, para seguir con la práctica que traen desde hace varios años y que ahora les está dando un mucho mayor ingreso.