Óscar Rodríguez. 28 noviembre
El Banco Central garantizó la autenticidad de los billetes de ¢1.000 con desprendimiento de tintas. Foto: Melissa Fernández Silva.
El Banco Central garantizó la autenticidad de los billetes de ¢1.000 con desprendimiento de tintas. Foto: Melissa Fernández Silva.

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) desmintió que los billetes de ¢1.000, con desprendimiento parcial de tintas, sean falsificados.

“Los ejemplares de los billetes de ₡1.000 analizados resultaron auténticos. Corresponden a piezas que fueron puestas en circulación desde hace tres años”, confirmó el ente emisor, en un comunicado de prensa, este jueves 28 de noviembre.

De esta forma, el BCCR desmiente una serie de videos y publicaciones, en redes sociales, donde se asegura que dichas notas son supuestamente falsas.

Asimismo, autoridad monetaria informó de que coordina con la empresa fabricante para determinar cuáles son las causas del desprendimiento de las tintas.

El BCCR informó de que para determinar la autenticidad de un billete de ¢1.000 se debe poder tocar un relieve en la imagen del personaje y en la denominación, así como la marca para no videntes ubicada en la parte superior derecha del anverso del billete.

También cuando se gira el billete a contraluz, la hoja de café y el mapa de Costa Rica impreso cambian de color rosado a dorado.

La institución pública recomendó, para prolongar la vida útil de los billetes, no rayarlos ni arrugarlos o rasgarlos.