MEIC dice que a finales de julio dará una resolución temporal sobre tema

Por: Marvin Barquero 23 junio, 2014

El sector arrocero solicitó el freno a las importaciones de grano pilado o sin cáscara, lo que se lograría con un incremento del arancel o impuesto de entrada.

La gestión se realiza mediante el esquema denominada salvaguardia. Este es un mecanismo permitido en el Organización Mundial del Comercio (OMC) para proteger a la producción interna, cuando se demuestra daño con importaciones.

Esa protección se tramita ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

Según los arroceros, en los últimos años subió el ingreso del grano, en especial de países de Suramérica, como Uruguay, Argentina y Brasil.

Eduardo Rojas, presidente de la Asociación Nacional de Industriales del Sector Arrocero (Aninsa), dijo que las importaciones subieron desde unas 4.500 toneladas en el periodo 2008-2009 a más de 30.000 toneladas en el 2012-2013.

Las importaciones dañan la producción local, pues le quitan una porción de mercado, de acuerdo con la denuncia de los arroceros. | ARCHIVO
Las importaciones dañan la producción local, pues le quitan una porción de mercado, de acuerdo con la denuncia de los arroceros. | ARCHIVO

No obstante, los datos de la página web de la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz) indican un aumento menor. Establecen que crecieron desde las 4.500 toneladas hasta llegar a un pico de 20.000 toneladas en el año arrocero 2010-2011. Luego se dieron unas bajas y en el periodo 2012-2013 cerraron con 18.139 toneladas.

Costa Rica consume un poco más de 19.000 toneladas al mes.

Dictamen. Welmer Ramos, ministro del MEIC, explicó que la salvaguardia lleva un proceso complejo y largo que requiere de mucha información. Sin embargo, dijo que a finales de julio esperan tener, al menos, un dictamen de aplicación provisional para este caso.

Reconoció que los arroceros pidieron elevar el arancel del 35% a un 70%, pero agregó que de justificarse un aumento, se daría conforme a los resultados del estudio de mercado que realiza el MEIC.

Gilberto Campos, vicepresidente de Consumidores de Costa Rica, dijo que esa organización, en general, se opone a políticas que distorsionen el mercado de un producto.

El viceministro de Agricultura y Ganadería (MAG), José Joaquín Salazar, recordó que la medida, cuando se aplica, debe basarse en números y el arancel se sube hasta un nivel que proteja la producción local.

Juan Rafael Lizano, presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA), apoyó la solicitud de los arroceros.

El ministro Ramos aclaró que una medida de ese tipo debe adecuarse a la normativa existente.

“Para poner una medida, si fuera positiva o negativa, tiene que estar dentro del esquema de la OMC y sus implicaciones. Nada puede ser antojadizo ni sujeto a otras medidas”, expresó Ramos.

En cuanto al monto del arancel, Ramos dijo que se pueden solicitar niveles, pero solo el estudio técnico daría la cifra.

Etiquetado como: