María Esther Abissi, Yeryis Salas. 2 enero

Dos de cada 10 dueños de vehículos no pagaron el marchamo 2019 a tiempo y se exponen a multas por morosidad.

Según datos del Instituto Nacional de Seguros (INS), hasta la tarde de este martes se habían pagado 1.279.384 marchamos, que equivalen al 82% de los emitidos o puestos al cobro para el período.

El INS registró 11.300 marchamos pagados después de la noche del 31 de diciembre. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Los recibos pagados representan una recaudación de ¢219.588 millones, de los ¢253.149 millones que el INS estima ingresar.

Del total, 831.506 de los recibos corresponden a vehículos particulares, 205.719 a motocicletas y bicimotos y 167.269 a vehículos de carga liviana. Los restantes (74.890) se reparten entre buses, carga pesada, equipo especial y taxis.

Hasta el momento, las motos y bicimotos representan el grupo moroso más importante, pues hasta este martes faltaban aún de pagar el 36% de los recibos emitidos.

Ese comportamiento se repite con respecto al 2018, cuando la morosidad de esta población rondó el 37% al finalizar el año.

Vencido el plazo de la ley, algunos propietarios cancelaron la deuda, aunque con recargos.

El INS registró más de 31.800 marchamos pagados después de la noche del 31 de diciembre.

Quienes cancelen a partir de ahora tendrán una multa diaria de 0,02% por el SOA, 0,03% por impuesto a la propiedad vehicular y 0,33% como multa al impuesto de la propiedad vehicular.

Además, se expone a una infracción de Tránsito de ¢53.340 y al retiro de las placas.

Si del todo el propietario decide no pagar el marchamo hasta el próximo año, se le hará un recargo de 10,75% por el SOA, 36% por infracciones de tránsito, 24% por estacionómetros, 12,3% adicional por impuesto a la propiedad y 100% por recargo de multa del impuesto a la propiedad de vehículos.