20 abril, 2012

San José, (Redacción).  Una noche de fiesta que acabe en un pleito puede derivar en un despido para quienes porten su uniforme o vehículos de la compañía porque esas acciones afectan la imagen de la empresa.

Así de claro fueron los abogados José Joaquín Acuña y Christopher Chaves de la firma BDS Consultores en un videochat realizado esta tarde por la sección El Empleo y La Nación en Internet.

"Toda conducta, aunque sea el tiempo libre, que afecte claramente la imagen de la compañía puede ser causa de despido con responsabilidad patronal", explicó Acuña.

Agregó que en las entidades del Estado debe existir un debido proceso contra los funcionarios para tomar una decisión de prescindir de sus servicios.

Chaves, por su parte, aclaró que un caso diferente es el despido del policía por sus manifestaciones neonazis porque su plaza era interina, y la legislación de la Fuerza Pública permite prescindir del trabajo de oficiales porque es un personal que debe garantizar la seguridad de la población.

"Es un caso diferente porque existe un daño a la imagen de la policía, aunque no usaba uniforme, es suficiente con que pueda conectarse su imagen con un oficial", dijo.

Revise el videochat completo para conocer más sobre los consejos de los abogados expertos en derecho laboral.