Estados miembros crearán fondos para cubrir ahorros hasta por $137.000

 18 diciembre, 2013

Bruselas. AFP La Unión Europea (UE) dio ayer martes un paso clave para garantizar los depósitos bancarios de los particulares de hasta 100.000 euros ($137.000), sin que se necesite recurrir al dinero público, anunció el Parlamento Europeo en un comunicado.

El acuerdo, alcanzado entre el Parlamento y los representantes de los Estados miembros, estipula que los depósitos de hasta 100.000 euros serán cubiertos por los sistemas de garantía que cada país del bloque deberá instaurar.

En 10 años, cada fondo nacional de la UE deberá cubrir el 0,8% de los depósitos bancarios. | ARCHIVO
En 10 años, cada fondo nacional de la UE deberá cubrir el 0,8% de los depósitos bancarios. | ARCHIVO

Durante la crisis bancaria, para tranquilizar a los ahorrantes, la UE subió el límite de garantía de 20.000 a 50.000 euros, y luego lo llevó a 100.000, a fines del 2010.

Según el acuerdo, en un plazo de 10 años cada fondo (nacional) deberá tener un monto de 0,8% de los depósitos cubiertos, indica el comunicado. “Los bancos contribuirán de manera diferente a los fondos, en función de su perfil de riesgo”, añade el despacho de prensa.

Los ahorrantes recibirán el dinero en un plazo de siete días hábiles tras el cierre de un banco, contra 20 actualmente, aunque podrán darse excepciones hasta 2024.

Los Estados tienen ahora 12 meses para adoptar esta directiva en sus legislaciones nacionales.

“Los ahorrantes: aún más protegidos si un banco se declara en bancarrota, un paso importante para la estabilidad financiera”, escribió en su cuenta de Twitter el comisario europeo de Asuntos Financieros, Michel Barnier.

“Es un gran día para los contribuyentes y los ahorrantes. Cortamos un poco más el vínculo entre contribuyentes y bancos, y los ahorrantes podrán recibir su dinero más rápido”, dijo, citado en el comunicado, el eurodiputado alemán Peter Simon, que lideró para el Parlamento las negociaciones con los representantes de los Estados miembros.

La Comisión Europea había propuesto este texto hace tres años, pero las negociaciones no avanzaban.

Tal desenlace coincide con las últimas negociaciones de los miembros de la UE a nivel ministerial para sellar un acuerdo que permita organizar el cierre o rescate de los bancos en dificultades, uno de los pilares de la unión bancaria destinado a evitar que crisis en el sector financiero tengan consecuencias en los Estados.