Óscar Rodríguez. 1 abril
La tasa básica es el referente para más de 655.000 operaciones de crédito en colones. Fotos: Mayela López
La tasa básica es el referente para más de 655.000 operaciones de crédito en colones. Fotos: Mayela López

La tasa básica pasiva (TBP) se ubica, entre este jueves 2 y miércoles 8 de abril, en 3,80% desde los 4,15% en que estuvo la última semana, es decir, una baja de 0,35 puntos porcentuales.

Es el menor nivel reportado por este indicador en 42 años. El Banco Central de Costa Rica (BCCR) calcula esta tasa desde octubre de 1978.

La TBP es un promedio pondera de las tasas de captación de la banca pública, los bancos privados, las cooperativas y las mutuales.

La disminución del indicador se aceleró, a partir la última semana de febrero, cuando los bancos públicos redujeron sus intereses de captación. El peso de estas entidades es el más relevante, pues representan el 53% del cálculo del indicador.

Los datos del Banco Central muestran que estas instituciones bajaron sus tasas de captación de 5,11% a 2,84% en las últimas siete semanas.

Dicho movimiento generó que el resto de entidades financieras también redujeran sus intereses.

El descenso de la TBP se inició, desde el 2019, cuando el Banco Central comenzó un proceso de reducción de su tasa de política monetaria (TPM). Este indicador pasó de 5,25%, en enero del año pasado, a 1,25% en marzo de este año.

Gustavo Vargas, gerente del Banco Nacional, comentó que la reducción de la tasa básica es un reflejo de la disminución de la actividad económica del país, lo cual llevó al BCCR a disminuir su TPM, lo cual incide en el resto de los intereses.

“A todos los clientes cuyos contratos de crédito estén en tasa variable, se les reducirá de manera significativa la cuota del préstamo”, afirmó Vargas.

El banquero consideró que cuando se empiecen a disipar los efectos negativos del coronavirus en la economía, contar una una tasa básica será clave.

“Más adelante será un impulso para quien necesite retomar los negocios, refinanciarse, realizar reaperturas de restaurantes o comercios. Será una buena oportunidad para refinanciarse”, recalcó Vargas.

Hasta febrero pasado, la tasa básica era el referente para 655.867 operaciones de crédito en moneda nacional cuyo saldo ascendió a de ¢8,3 billones, según la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Del total de esos préstamos, el 84% son de vivienda, consumo y tarjetas de créditos, según los datos de la Superintendencia.