Por: Patricia Leitón 10 marzo, 2017

Hay bancos que tienen provisiones muy altas y otros muy bajas, ¿de qué depende el nivel de cada uno?

Jerarca de Sugef: ‘Son colchones para una crisis’
Jerarca de Sugef: ‘Son colchones para una crisis’

Depende de la cartera de crédito que tengan, de los mitigadores, porque las estimaciones para créditos hipotecarios tienen un marco normativo diferente, que para los fiduciarios, para los prendarios, para los créditos en colones y en dólares, entonces, hay que tener cuidado, no necesariamente alguien que tenga algo bajo, significa que esté desprotegido.

Para los bancos las estimaciones acarrean un costo, ¿se refleja ese costo en las tasas al público?

En cualquier estructura de gastos de una entidad bancaria las estimaciones son un gasto que afecta los resultados de los bancos.

”Sin embargo, eso tiene que verse desde una perspectiva más integral, cuando uno se pone a analizar lo que podría significar un banco con problemas de solvencia y el impacto que le podría causar a los depositantes, es donde uno valora el hecho de que los bancos tengan estimaciones y colchones para poder afrontar las situaciones difíciles”.

Casos como los de Casa Blanca, o como sucedió hace poco, que se dio un aumento de ¢10 colones en el tipo de cambio, ¿eso haría prever que los bancos tendrían que hacer mayores estimaciones?

Cuando el deudor está en esa situación entra a jugar la calificación, si es A, B, C, D o E, y, entonces, los bancos tienen que ir recalificando eso y, conforme van recalificando con mayor riesgo, las estimaciones que requieren son mayores. En el tema de los créditos en dólares, las estimaciones genéricas, por ejemplo, funcionan en el momento que se otorga el crédito. La estimación genérica tiene la virtud de que se pide la estimación de una vez, precisamente para prevenir el riesgo cambiario, no para esperar que el deudor se deteriore.