Por: Óscar Rodríguez.   29 diciembre, 2017

Los interventores del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) denunciarán a la Fiscalía General de la República las anomalías que encuentren en la institución pública y puedan ser catalogadas como un posible delito.

Así lo confirmó a La Nación Marco Hernández, interventor titular del Banco, designado por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).

"Es obligación de la interventoría denunciar ante el Ministerio Público cualquier situación que pueda determinar y que pueda configurar un delito", recalcó el funcionario.

Los interventores de Bancrédito determinarán si el proyecto del Gobierno para transformar la institución es un banco de fomento es viable o no.
Los interventores de Bancrédito determinarán si el proyecto del Gobierno para transformar la institución es un banco de fomento es viable o no.

Tanto Hernández como Johanni Portilla, interventor adjunto, fueron designados por el Conassif, el 22 de diciembre anterior, para determinar si Bancrédito tiene o no viabilidad financiera.

El proceso de intervención de Bancrédito, por seis meses, se aprobó por el deterioro de los indicadores de rentabilidad, liquidez y activos, dijo Hernández, quien es funcionario de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) y fue presidente de la Junta Interventora del extinto Banco Anglo Costarricense.

Durante los últimos dos años, Bancrédito estuvo entre los bancos que prestó millones a empresas que entraron en morosidad y aceleraron los problemas de la institución, desde mediados del 2016.

Al empresario cementero Juan Carlos Bolaños, quien hoy descuenta tres meses de prisión preventiva, le otorgó $6 millones, a Casa Blanca $3,3 millones y a Yanber $1,1 millones.

Ante los problemas de la entidad pública, el Consejo de Gobierno a acordó el cierre de la intermediación el pasado 25 de mayo.

La semana pasada, el Poder Ejecutivo cuestionó la decisión del Conassif, la cual catalogó de ilegal, porque la institución no tiene deudas con el público sino con el Ministerio de Hacienda por ¢128.000 millones.

"Es muy probable que la intervención desencadene en una pérdida de valor de la cartera de crédito del banco y, además, hará que se prolongue el pago de la deuda con el Ministerio de Hacienda lo que impactará el déficit fiscal, aumentándolo en aproximadamente un 0,3% del producto interno bruto", aseguró Sergio Alfaro, ministro de la Presidencia.

Primeras medidas

Entre las primeras decisiones de los interventores figura la suspensión del cargo a toda la Junta Directiva del Banco, a Gerardo Porras, gerente general; y el resto de la alta administración de la entidad.

Porras dijo a La Nación que fue separado de sus funciones, el pasado 22 de diciembre, una vez que fueron notificados del comienzo de la intervención.

Sobre el futuro de Bancrédito, Hernández explicó que se valorará cuáles son las opciones viables, incluida la propuesta del Gobierno de transformarlo en un banco de fomento y desarrollo.

"Si al final se determina que ninguna alternativa es viable para la entidad intervenida, el Interventor tiene las facultades para recomendar al Conassif la liquidación del Banco", explicó el funcionario.

Sobre los empleados de la institución aún no está determinado cuántos ser mantendrán o serán despedidos.

Bancrédito aún tiene una cartera de crédito con un saldo de ¢151.987 millones, a noviembre anterior, que debe cobrarse.

Asimismo, la institución brinda servicios como el cobro del impuesto de salida del país y la administración de fideicomisos.


Interventor de Bancrédito: 'Objetivo es determinar si banco es viable'

Marco Hernández, funcionario de la Sugef, tiene experiencia en la intervención de bancos públicos. El fue presidente de la Junta Interventora del Banco Anglo Costarricense, que descubrió las irregularidades en el manejo de fondos públicos del extinta institución, las cuales fueron claves para condenas penales posteriores.

Dos décadas después, Hernández asume el rol de interventor titular de Bancrédito. Él y su equipo recomendarán al Conassif el futuro del banco estatal.

Marco Hernández (con anteojos) fue designado interventor titular de Bancrédito. A su lado Cecilia Sancho, jerarca de Sugef.
Marco Hernández (con anteojos) fue designado interventor titular de Bancrédito. A su lado Cecilia Sancho, jerarca de Sugef.

– ¿Cuáles fueron los indicadores que se deterioraron en Bancrédito e hicieron caer al banco en irregularidad del tipo tres?

– Los indicadores que se deterioraron y que hicieron que Bancrédito se ubicara en irregularidad tres fueron: los de rentabilidad, liquidez y activos.

– ¿Por qué se separó a la Alta Administración del Banco y a la Junta Directiva?

Porque la ley indica que los interventores designados por el Conassif tendrán la representación judicial y extrajudicial de la entidad intervenida (...). Por tanto, tanto los administrados como la Junta Directiva quedan suspendidos de sus cargos.

– ¿La intervención tiene como objetivo cumplir el plan de sacar a Bancrédito de la intermediación financiera?

– Tiene como objetivo establecer si la entidad intervenida tiene o no viabilidad financiera. Para ello, se deberá valorar las diferentes opciones que en la actualidad se están considerando sobre el futuro de Bancrédito.

"En torno al plan (...) se estaría continuando con él dado su grado de avance, que lo torna en un proceso irreversible".

– ¿Puede el Interventor recomendar al Conassif el cierre definitivo de Bancrédito, pese a que el Gobierno tiene la intención de transformarlo en banco de fomento?

La transformación del Banco es una de las opciones que debe valorarse para considerar si es viable.

"Si al final se determina que ninguna alternativa es viable para la entidad intervenida (Bancrédito), el interventor tiene las facultades para recomendar al Conassif la liquidación del Banco, lo cual tendrá que efectuarse por medio de una ley que debe aprobar la Asamblea Legislativa".

– Si en el proceso se detectan irregularidades en el uso de fondos públicos, ¿se denunciará ante el Ministerio Público, máximo si hay anomalías en el otorgamiento de créditos?

– Es obligación de la Interventoría denunciar ante el Ministerio Público cualquier situación que pueda determinar y que pueda configurar un delito.

– ¿Se despedirá a los trabajadores de Bancrédito?

La intervención implica que una serie de procesos deben continuar, como es el de cobro de la cartera crediticia, servicios de cobro impuesto de salida del país, administración de fideicomisos y otros.

"La cesación del personal se irá efectuando conforme se vaya redimensionando la Entidad Intervenida y así se requiera".