Patricia Leitón. 2 noviembre, 2017

El Gobierno continuará con su plan de transformar Bancrédito en el Banco Costarricense de Fomento, y no cerrará la entidad, como la Junta Directiva acordó solicitar, informó el Ejecutivo en un comunicado.

La cúpula de Bancrédito aprobó, el 24 de octubre anterior, pedir al mandatario Luis Guillermo Solís el cierre definitivo del Banco.

“La creación del Banco Costarricense de Fomento (BCF), mediante la transformación del Banco Crédito Agrícola de Cartago (BCAC), continúa siendo el plan del Gobierno de la República para con esa entidad financiera cartaginesa”, dice el comunicado.

En esa línea, el Poder Ejecutivo continúa trabajando con la Junta Directiva del Banco para cumplir con el acuerdo del Consejo de Gobierno, emitido el pasado 25 de mayo, tendiente a sacar de la intermediación financiera al ente a más tardar el 31 de diciembre próximo.

27/05/2017 Oficinas del Banco Crédito Agricola de Cartago hoy los clientes se presentaron para retirar los dineros de sus cuentas /Alonso Tenorio
27/05/2017 Oficinas del Banco Crédito Agricola de Cartago hoy los clientes se presentaron para retirar los dineros de sus cuentas /Alonso Tenorio

“La ejecución de ese proceso, llevado de forma ordenada y transparente, es calificada como exitosa por parte del Gobierno, ya que eso ha permitido que el Banco no haya caído en estado de irregularidad financiera, a la vez que no se presenten repercusiones sobre el sistema financiero nacional", añadió.

Zapote negó haber recibido, hasta ahora, la solicitud de la Junta en relación con el cierre de la entidad.

“La única solicitud que tenemos de parte de los directores del Banco es para gestionar esa reunión, que naturalmente agendaremos a la mayor brevedad”, afirmó Mariano Segura, comisionado del Consejo Presidencial Económico.

Segura agregó que la Junta Directiva continúa trabajando de la mano con el Ejecutivo para dar cumplimiento al acuerdo del Consejo de Gobierno (la salida de la intermediación financiera) y que la operación de esa entidad bancaria se mantiene dentro de esos términos.

Además, informó que en los próximos 15 días se cancelarán las obligaciones con los restantes acreedores del Banco, pues ya se hizo con los ahorrantes, correntistas y una parte de los inversionistas a plazo. De esta cancelación se exime el Ministerio de Hacienda, que quedaría como el único acreedor del Banco.

El proyecto de ley que crea el Banco Costarricense de Fomento se encuentra desde mayo en la Asamblea Legislativa.