Óscar Rodríguez. 22 julio
La reforma que permite la creación de sucursales de bancos extranjeros en Costa Rica irá a segundo debate el próximo 30 de julio. Foto: Mayela López.
La reforma que permite la creación de sucursales de bancos extranjeros en Costa Rica irá a segundo debate el próximo 30 de julio. Foto: Mayela López.

La Asamblea Legislativa aprobó, en primer debate, este 22 de julio, un proyecto de ley que permite a los bancos extranjeros abrir sucursales en el Costa Rica.

La reforma a la Ley Orgánica del Sistema Bancario Nacional contó con el apoyo unánime de los 43 diputados presentes en el plenario legislativo.

La discusión del segundo debate del proyecto quedó establecido para el próximo 30 de julio.

La propuesta forma parte del paquete de cambios legales en el proceso de incorporación de Costa Rica a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La iniciativa, enviada por el Gobierno al Congreso en marzo anterior, permite el establecimiento de bancos extranjeros mediante la forma jurídica de sucursal y los lineamientos para su regulación.

Actualmente, el artículo 141 de la Ley del Sistema Bancario Nacional señala que bancos extranjeros privados deben establecerse en el país mediante una sociedad anónima (subsidiaria) para operar como intermediarios financieros.

Sin embargo, la casa matriz no puede apoyarla si llega a tener problemas.

En cambio, una sucursal es una entidad legalmente inseparable de su casa matriz, la cual es plenamente responsable de los compromisos financieros asumidos por su sucursal sea cual sea su localización geográfica.

El proyecto permite a los bancos privados elegir la forma jurídica por medio de la cual prefieren establecerse: sociedad anónima o sucursal.

En esta última figura, el proyecto plantea regular su constitución, actividades, fiscalización, supervisión y aspectos relacionados con la quiebra.

La iniciativa de ley introduciría así, en el sistema bancario, un trato igualitario de derechos y obligaciones respecto a los bancos privados establecidos como sociedades anónimas.

Por lo tanto, sometería a las sucursales bancarias de bancos extranjeros a las potestades y regulación del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), el Banco Central de Costa Rica y la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Costa Rica comenzó su proceso de incorporación a la OCDE en el 2013 y, a la fecha, ha sido admitida en 13 de 22 comités técnicos de esa Organización. Cuando esté en todos los comités, el Poder Legislativo podrá aprobar el protocolo de adhesión formal.

Los comités pendientes implican una serie de reformas para el país en materias como competencia, estadísticas, anticorrupción, fortalecer la independencia del Banco Central de Costa Rica y banca; entre otros.