Óscar Rodríguez. 7 julio
Davivienda asegura que la nueva legislación sobre topes de tasas de interés limitará el crédito bancario. Foto: Marvin Barquero.
Davivienda asegura que la nueva legislación sobre topes de tasas de interés limitará el crédito bancario. Foto: Marvin Barquero.

El Banco Davivienda anunció, este martes 7 de julio, que ajustará su oferta de crédito a los topes de tasas de interés sin que ello implique despidos de trabajadores.

La empresa, de capital colombiano, ratificó que se enfocará en una reformulación de sus productos de financiamiento ante la nueva realidad dictada por la legislación para determinar los “intereses de usura”, aprobada en junio pasado.

“Si bien consideramos que la reforma legal lesiona principios fundamentales, entre ellos la seguridad jurídica, y en la práctica es una restricción al crédito, seremos respetuosos en todos sus extremos y asumimos el desafío de ser más innovadores”, recalcó Arturo Giacomin, presidente ejecutivo de Davivienda Costa Rica, en un comunicado.

Al primer trimestre, el banco reportó un total de 988 empleados ante la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

“Somos leales a nuestros principios y valores, resguardando el bienestar de nuestros colaboradores y sus familias”, manifestó el Presidente de la entidad financiera.

La empresa argumentó que la nueva normativa traerá consecuencias importantes como el uso habitual del dinero en efectivo, el cual no solo afecta la trazabilidad de las transacciones, sino también la recaudación de impuestos.

“La limitación al crédito se verá reflejada en las finanzas de las familias ya que se incrementará la demanda de opciones informales con condiciones desfavorables para quienes lo necesitan”, afirmó Giacomin.

Además, añadió que un segmento de la población tendrá dificultad para emprender y continuar con el apalancamiento financiero.

Davivienda no detalló cuántos de sus cliente se verán afectados con la nueva normativa. Solo informó de que se pondrá en contacto con ellos mediante los canales oficiales del banco.

También insistió en la importancia de la pronta publicación de la reglamentación correspondiente para una mejor claridad de todos los participantes en el sector financiero.

Desde el sábado 20 de junio está vigente una adición y reforma a la Ley 7472 (Promoción de la competencia y defensa efectiva del consumidor), la cual, establece, entre otros puntos, que el Banco Central fijará las tasas máximas a las cuales es posible prestar recursos en el país.

Este viernes 3 de julio, para todo tipo de créditos (salvo microcréditos), el ente emisor definió las tasas máximas en 37,69%, en colones, y 30,36%, en dólares. Para microcréditos, las estableció en 53,18% y 42,99%, respectivamente. Para créditos en otras monedas será de 7,44%.

A raíz de este ajuste, BAC Credomatic, uno de los emisores más grandes de tarjetas en el país, informó, el jueves 2 de julio, de que suprimirán 187.526 tarjetas de crédito a 79.789 clientes, cuyas operaciones se vuelven deficitarias para la empresa.

Mientras que Banco Promerica también confirmó que evalúan la permanencia de 30.000 clientes.