Banca

Créditos de vivienda en dólares crecen con menos fuerza

Aumento interanual de la cartera en moneda extranjera fue de 4,6% en setiembre del 2017, comparado con 14%, un año atrás

Los créditos para vivienda crecen menos este 2017, principalmente por el menor dinamismo de los préstamos en dólares, mientras que las operaciones en colones permanecen estancadas.

Los movimientos en los precios del dólar a mediados de año, las mayores tasas de interés en moneda extranjera y las medidas tomadas por el Banco Central de Costa Rica y la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), para desincentivar el crédito en dólares, frenaron el crecimiento de los créditos en esta divisa.

Además, el sector construcción atraviesa un periodo de resultados flojos, según se observa en la medición de su actividad económica y en la construcción de viviendas, lo que impacta su desempeño.

El saldo total de los créditos de casa alcanzó los ¢5,7 billones a setiembre de este 2017, tras un crecimiento de 9%. La cifra es menor al 13% de hace un año.

Aunque los préstamos de vivienda en moneda extranjera sí crecen, no lo hacen como antes.

El saldo de los préstamos de casa, en dólares, pasó de un crecimiento interanual de 14%, en setiembre del 2016, a 4,6% al mismo mes de este 2017.

Los bancos privados pasaron de un 14% a un 8,6%, en ese mismo periodo, y la banca estatal de 7,7% a una reducción de 8,3%.

Gerardo Corrales, exbanquero y economista, citó las medidas regulatorias como la principal causa de la desaceleración del crédito en dólares.

“Las autoridades han venido implementado una serie de medidas para desincentivar el crédito en dólares a no generadores y todo esto ha encarecido los créditos en dólares para vivienda – donde la mayor demanda son clientes que ganan en colones –“, expresó Corrales.

Dentro de esas medidas están el monto máximo que se otorga en cada préstamo según el avalúo, el nivel máximo permitido de apalancamiento, mayores requerimientos de capital por cada dólar prestado a no generadores, y mayores niveles de estimación para incobrables, añadió Corrales.

Además, el menor crecimiento de la cartera en dólares es una realidad que presenta todo el mercado crediticio, por lo que las arcas de vivienda siguen ese mismo patrón.

Los préstamos al sector privado pasaron de un crecimiento interanual de 13,2% en setiembre del 2016 a 5% en el mismo mes de este 2017.

Por otro lado, el episodio de devaluación que vivió el país en mayo alertó a los posibles clientes de los préstamos en dólares sobre el riesgo cambiario.

En mayo, el precio por cada dólar llegó a ¢595, pero el Banco Central adoptó medidas cambiarias que hicieron retroceder su valor. En la última semana, la divisa ha mostrado cierta estabilidad.

El valor promedio de la divisa en el Monex (Mercado de Monedas Extranjeras), rozó los ¢580 el 6 setiembre pasado, tendió a bajar y terminó en ¢570,15 el 31 de octubre.

Un factor adicional es la subida de las tasas de interés internacionales que sirven de referencia para los créditos en dólares.

Por ejemplo, la Reserva Federal (la FED) de Estados Unidos ajustó el costo del dinero en tres ocasiones desde la elección de Donald Trump. La subida hasta el momento es de un cuarto de punto, pero los mercados financieros esperan un nuevo ajuste en la reunión de diciembre.

Esas expectativas se trasladan a tasas como la Prime Rate, utilizada como referencia para los créditos en dólares de algunos bancos.

Por último, el dinamismo del sector de la construcción no ha sido positivo.

A agosto de este 2017, esta industria se había contraído en un 13%, respecto al año previo.

Créditos en colones crecen más en banca privada

Entre tanto, la cartera en colones crece exactamente lo mismo que hace un año (12%).

La banca estatal elevó su crecimiento en un punto porcentual, pero la privada crece mucho más que hace un año.

Los bancos privados crecían a un ritmo de 2% interanual, hasta setiembre del 2016, pero pasaron a 32,9% en el mismo corte del año en curso.

“Los cambios en el dólar generan incertidumbre en el cliente, sobre todo en los no generadores en esta moneda; esto ocasiona un análisis más cuidadoso del cliente en la elección y, por ende, una mayor aceptación en las ofertas en colones”, explicó Mariano Gonzáles, gerente de Productos de Crédito de Scotiabank.

Por su lado, la banca estatal asegura que el crecimiento “moderado” de la cartera de vivienda en colones, obedece a que el país está en un año preelectoral y hay más cautela.

El crecimiento del año es adecuado y acorde a las metas fijadas, afirmó Jorge Agüero, director general de la Subgerencia de Desarrollo y Personas del Banco Nacional.

El estrujamiento por el financiamiento del déficit de las finanzas del Gobierno es otro de los factores que presiona las tasas y, por tanto, este comportamiento moderado en los préstamos en colones, afirmó Ronulfo Jiménez, economista.

Las tasas de interés en colones han subido, para recuperar el premio por invertir en colones.

La tasa básica pasiva, indicador de referencia para algunos préstamos en colones, pasó de 4,45%, a inicios de este año, a 5,80% para la primera semana de noviembre.


María Fernanda Cisneros

María Fernanda Cisneros

María Fernanda Cisneros es periodista de la sección de finanzas para El Financiero.