José Andrés Céspedes. 6 febrero
El BCR tuvo utilidades netas de ¢37,074 millones el año pasado, una de las mayores de la industria. Foto: Cortesía BCR
El BCR tuvo utilidades netas de ¢37,074 millones el año pasado, una de las mayores de la industria. Foto: Cortesía BCR

Pese a que el Banco de Costa Rica (BCR) cerró el 2019 con un aumento en utilidades, este jueves 6 de febrero optó por cerrar cinco de sus agencias en el país y 20 personas podrían perder su trabajo.

La vocera del BCR, Hilda Durán, confirmó que se toma esta medida con el fin de “racionalizar gastos”.

Las agencias afectadas se ubican en Herradura (Garabito), Malpaís (cantón Central de Puntarenas), Plaza del Sol (Curridabat), Pocora y Río Jiménez (Guácimo).

“Básicamente, el banco lo que hace es racionalizar gastos, entonces cuando ve que hay que tomar algunas medidas, se aplica administrativamente en las oficinas que tienen algún problema”, aseveró Durán.

Con relación a los funcionarios que laboran en las agencias, mencionó que se estudiará cada caso de forma individual para tomar una decisión sobre su futuro.

“Estos cierres obedecen también a la implementación de una serie de procesos de innovación y autogestión, sin que esto conlleve al aumento de gastos administrativos”, detalló.

“En otros casos, cuando se cierran algunas oficinas es porque la zona económica de influencia tiende a sufrir algún detrimento”, agregó.

Se le consultó a la vocera si el banco tiene planeado seguir con esta reorganización, pero indicó no tener ninguna información al respecto.

También negó que el banco realice algún tipo de reestructuración interna.

Según Durán, el BCR queda actualmente con 4.000 funcionarios, aproximadamente.

El Banco de Costa Rica alcanzó en el 2019 un resultado operativo neto de ¢46,313 millones. Esto le permitió, a su vez, obtener una de las mejores utilidades netas de la industria: ¢37,074 millones -un 69% más con respecto al 2018- y cerrar con un patrimonio de ¢564,853 millones.