Banca

Banco Central amplía plazo, a julio del 2022, para uso del PIN en compras con tarjeta mayores a ¢30.000

Directiva amplió el plazo para que banca adapte sus sistemas a nueva medida de autentificación en comercios y por razones sanitarias, pues clientes deben digitar su clave en datáfonos.

La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR) aprobó, este lunes 28 de junio, ampliar hasta el próximo 1. ° de julio del 2022, la utilización del PIN para compras con tarjeta mayores a ¢30.000.

Así lo informó el ente emisor en el oficio JD-6009/05 enviado este martes 29 de junio a las entidades financieras.

La Directiva argumentó su decisión en la complejidad de implementar la autentificación biométrica para las entidades adquirentes y las emisoras de tarjetas.

También se dieron razones sanitarias, pues el digitar el PIN en los datáfonos “podría propiciar un aumento de los casos de covid-19, en detrimento del ordenado desarrollo de la economía y la salud pública”.

“Por lo anterior, resulta oportuno, conveniente y necesario postergar, la entrada en vigencia de la operativa del PIN, para la autenticación del cliente en las terminales de puntos de venta”, se detalla en la decisión de la Directiva del Banco Central.

Asimismo, el BCCR dio razones técnicas como la necesidad del uso de certificaciones de seguridad con las empresas dueñas de las marcas de tarjetas de pago; y la programación y preparación de los datáfonos del país para solicitar al cliente el PIN en transacciones mayores a ¢30.000.

Además, la entrega a los clientes del PIN de la tarjeta, así como la divulgación y educación a los clientes sobre este nuevo esquema de operación.

Preparación

También se destaca, en el acuerdo, la necesidad de preparar al personal de los comercios en el proceso de cobro y la modificación de los sistemas internos de las entidades participantes en el sistema de tarjetas.

“Algunas de las entidades desempeñan tanto el rol de emisoras como de adquirentes en el sistema de pagos con tarjeta, razón por la cual, en estos casos, el trabajo se les duplica, ya que tienen que cumplir con las actividades asociadas con ambos roles”, se destaca en el acuerdo del BCCR.

La Directiva agregó que, a pesar del esfuerzo de la banca, no todas podrán contar con los ajustes internos para completar el proceso de uso del PIN.

“Es necesario y urgente modificar la fecha de vigencia del uso del PIN para garantizar un trato equitativo a todos los participantes del sistema de tarjetas de pago, sean clientes tarjetahabientes, comercios afiliados, proveedores de servicio emisores y adquirentes”, se recalca en el acuerdo.

Con este mecanismo del PIN si una persona va a pagar con tarjeta una compra mayor a ¢30.000, primero verá el monto a pagar en el datáfono, luego acercará la tarjeta para cancelar y luego digitará la contraseña, el mismo que usa en el cajero automático.

De esta forma, para montos superiores a ¢30.000 ya no se requerirá el váucher impreso, ni tendrá que firmarlo, ni mostrar la cédula.

Actualmente, si la compra es menor a dicho monto no se requiere la impresión del comprobante, solo si el cliente lo pide.

Cuando la compra es menor o mayor a ¢30.000, la notificación de la transacción le debe llegar en menos de un minuto al cliente.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.