Institución utiliza recursos para pagar a sus acreedores

Por: Óscar Rodríguez 25 septiembre, 2017

El Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) ya vendió el 62% de la cartera de crédito que ofreció a distintas entidades financieras desde finales de mayo anterior.

En ese momento la entidad ofertó operaciones por un monto total de ¢372.165 millones, entre operaciones en colones y dólares.

Al 21 de setiembre anterior, vendió préstamos por ¢231.451 millones y aún tiene pendiente un saldo de ¢140.714 millones.

El edificio de Bancrédito en San José fue uno de los inmuebles puesto a remate; pero no recibió ninguna oferta, confirmó la institución financiera.
El edificio de Bancrédito en San José fue uno de los inmuebles puesto a remate; pero no recibió ninguna oferta, confirmó la institución financiera.

La entidad colocó la cartera catalogada como buena, es decir, las operaciones A y B. Estas son aquellas que tienen entre un día y 60 días de atraso en el pago de la cuota.

El Banco recurrió a esta medida luego de que el Consejo de Gobierno decidiera –en su calidad de propietario de la entidad – cerrar el negocio de intermediación financiera, el pasado 25 de mayo.

Por tal razón, la institución inició un proceso de venta de activos, principalmente créditos, para devolver el dinero a sus clientes.

Por ahora, el principal acreedor es el Ministerio de Hacienda que invirtió ¢118.000 millones desde comienzos de año.

Activos en venta

Por tipo de moneda, la mayor venta de operaciones fue en colones. Colocaron en otras entidades el 69% de los préstamos, de un total de ¢252.486 millones.

En el caso de dólares, aún está pendiente la venta del 52% de los créditos, de un monto total de $208 millones.

Por otra parte, Bancrédito no ha conseguido deshacerse de sus principales edificios que salieron a remate el pasado 7 de setiembre.

Gerardo Porras, gerente de Bancrédito, confirmó que ese día no recibieron ninguna oferta por inmuebles.

La entidad puso en venta cinco bienes por un monto de ¢12.543 millones, destacan las oficinas centrales de Cartago y San José.

"Volveremos a sacar el remate y paralelamente intentaremos venta directa a instituciones públicas", detalló Porras.

El jerarca añadió que las sedes cartaginesa y josefina tienen un alto valor, lo cual reduce el mercado de venta al contado.